El crecimiento de China e India arrastran a otros países emergentes

Los datos son contundentes: Se espera que China crezca este año 10,5%, la India 9,7% y otros países emergentes de gran importancia como Brasil entre 7,5 y 8%. Todos estos crecimientos arrastrados por la inmensa demanda interna de esos países y la subida del consumo individual.

En general, y en mayor o menor medida, todos los países emergentes terminarán el 2.010 con importantes subidas en sus PIB.

Este es un fenómeno que tiene su eje en los países del Asia no japonesa, ya que todo ese conjunto de naciones ha crecido entre abril del 2.009 y junio de este año un promedio de 9%, con una producción industrial que en algunos casos puntuales llegó a crecer hasta el 25%.

En China el poder adquisitivo de la población creció más en el interior del país que en la zona exportadora, con un aumento significativamente mayor del PIB por habitante en las provincias del interior que en la franja costera exportadora por excelencia.

Bloomberg calcula que un flamante matrimonio campesino chino adquirirá este año en promedio más de 40 kg de equipos electrónicos y aparatos eléctricos, algo nunca antes visto en la historia del país. Son utensilios que para ellos constituyen toda una novedad, y su incipiente poder de compras les permite adquirirlos sin demasiados inconvenientes.

Para Morgan Stanley, en los dos próximos años el número de hogares de los países que forman el BRIC (Brasil, Rusia, India y China) con ingresos por encima de los 10.000 dólares anuales va a superar a los de la Eurozona y los Estados Unidos. Un dato impensable hasta antes de la crisis global.

Goldman Sachs extrae como conclusión que de persistir la actual tendencia, el crecimiento del gasto doméstico de los países emergentes en la próxima década va a dominar el gasto mundial, a tal punto que para el 2.016 muy probablemente el producto agregado del BRIC supere al de los Estados Unidos.

El caso de China puede llegar a ser preocupante pero por razones inversas a las de la mayoría de las naciones desarrolladas: en el 2.009 su economía creció un 8,2%, y a fines de este 2.010 los guarismos indicarían una cifra cuatro o cinco puntos mayor, con una intensa productividad en el interior del país.

Antes del 2.008, 300 millones de chinos participaban del mercado mundial. Hoy son no menos de 800 millones y en constante subida.
Hay algo que está claro y es irrefutable: en el interior de China y tal vez la India está en la actualidad el mayor impulso al aumento de la productividad de todo el sistema económico y financiero mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies