Con la crisis europea, otra vez el fenómeno de la emigración

La crisis económica por la que atraviesa la población de Irlanda y los duros ajustes que de ella se derivan y que se pondrán en práctica inmediatamente después del salvataje al que fue “sometido” el país por sus socios de la Eurozona y el FMI, reactivaron una tristemente histórica tradición para los irlandeses: la emigración.

El gobierno calcula que en los próximos cuatro años no menos de 100.000 personas saldrán del país buscando un futuro mejor. Esta cifra comparada con el total de la población irlandesa equivale al 2,2% de la población, o sea como si de España se fuesen en busca de mejores horizontes más de 1.000.000 de personas. Tristes recuerdos para buena parte de los países europeos…

Pero en Irlanda el éxodo ya empezó. Desde el año 2.007 la contracción de la economía fue del 10% y el paro ha llegado al 13,5% de la población laboralmente activa.

Es así que desde el 2.009 son más las personas que abandonaron el país que aquellas que llegaron para quedarse. El “Boom” del otrora “Tigre Celta” quedó en un pasado lleno de pesares y un futuro lleno de incertidumbres.

Lejos quedaron los tiempos en los que los planes gubernamentales hablaban de cambiar el perfil tradicional de país emisor a receptor de migrantes.

El contraste entre el brillante pasado inmediato y el al parecer oscuro futuro es notable. Según los cálculos más optimistas, la renta anual de cada familia irlandesa se reducirá por efectos del ajuste en al menos 4.600 euros al año.

El recorte de sueldos, la subida del IVA, de los impuestos a la renta, y el recorte a las pensiones va a afectar a toda la población, pero en especial a la ya maltrecha clase media irlandesa.

Son históricas en Irlanda las emigraciones por hambrunas primero al vecino Reino Unido y desde principios del siglo XIX a EEUU, Canadá y países ricos en alimentos de Latinoamérica como Argentina y Brasil.

A punto tal llegó esa emigración que en el artículo dos de la Constitución que se reformó en el año 1.998 se consigna que “la nación irlandesa tiene una afinidad especial con la gente de ascendencia irlandesa que vive en el exterior y con quienes comparte su identidad y patrimonio cultural”.

Actualmente viven fuera de Irlanda 3.000.000 de irlandeses entre los nacidos allí y posteriormente emigrados, sus hijos y sus nietos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies