En Estados Unidos se formó una comisión antidéficit

En los Estados Unidos se formó una comisión “antidéficit” con 18 miembros republicanos y demócratas para tratar de resolver los problemas presupuestarios.

Y esta comisión elaboró un informe cuyo título pareciera ser el resumen del sentimiento estadounidense en la actualidad: “El momento de la verdad”.

Lo cierto es que a la hora de dar a conocer las recomendaciones del caso se observa una clara división entre ambos partidos, a punto tal que los resultados del informe se publicaron por Internet sin que siquiera se hubiese votado su contenido.

El plan se llama Bowles-Simpson por los apellidos de los co-presidentes de la comisión, y quiere reducir el déficit en 4 billones de dólares en 10 años.

Se intenta tocar todas las áreas del presupuesto estadounidense, defensa incluida, subir los impuestos para recaudar 80.000 millones de dólares extras y subir la edad para la jubilación.

Uno de los co-presidentes, el demócrata Erskine Bowles, insiste en la necesidad de una “conversación adulta” acerca de los peligros que trae aparejados el elevado endeudamiento actual. Las medidas a adoptar serán difíciles y requerirán del sacrificio de todos los ciudadanos. Reiteró enfáticamente que “la era de negar el déficit en Washington ya se acabó”.

El viernes pasado esperaba poder ser votada la propuesta, de la cual los miembros de la comisión decían que, aunque no era perfecta, marcaba la dirección correcta que debía segur el gobierno para salir del atolladero en el que se encuentra.

Hoy en día EEUU toma prestados 40 centavos por cada dólar que gasta. El momento es sumamente crítico y las miradas están puestas en Europa para ver cómo en el “viejo mundo” se las arreglan con sus también tremendos déficits públicos.

La división de la comisión impide que la Casa Blanca tome una decisión antes de terminar el año sobre los recortes fiscales que aprobó George Bush para la clase media y las rentas más altas.

La administración de Barack Obama está de acuerdo en algunas cosas y en otras no. Pero podría verse obligada a dejar todo como está por otro semestre para dar más margen a la negociación en el seno de la comisión.

Lo concreto es que no solo el presupuesto federal tiene el agua al cuello, ya que casi todos los Estados están en la misma situación, de la que California fue uno de los pioneros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies