Un Banco irlandés recibe ayuda del gobierno y paga fortunas a sus directivos y personal

El Banco de Irlanda Allied Irish Banks (AIB) recibió 3.500 millones de euros de ayuda gubernamental y este año va a pagar alrededor de 40 millones en bonus a sus directivos. En total son 2.400 los trabajadores que recibirán en promedio 16.700 euros cada uno, de acuerdo a un arreglo previo a la crisis que empezó a fines del 2.008.

Debemos recordar que el gobierno de Irlanda debió salir al rescate de varios Bancos entre los que figura el AIB, y ese rescate disparó el déficit público hasta el 32% del PIB, por lo que no quedó más remedio a las autoridades que solicitar ayuda financiera del FMI y de la Unión Europea en una cantidad cercana a los 85.000 millones de la moneda común de la Eurozona.

La cantidad de dinero destinada a primas es levemente inferior a los 55 millones del año pasado, pero de cualquier manera esta forma de proceder trajo como consecuencia que las acciones del Banco, que hace dos años cotizaban a 24 euros, hoy se consigan en la Bolsa por 50 centavos de euro.

David Hodgkinson, el presidente ejecutivo del AIB, dijo que el bonus que se pagará este año “refleja el pasado” y no es la manera en que se tiene previsto trabajar en el futuro.

De aquí en adelante, la política de pagos y beneficios «reflejará más las responsabilidades de la organización, su comportamiento y el clima económico general».

Mientras tanto la oposición propondrá en el Congreso una enmienda a las Medidas de Emergencia Financieras para que se establezca un impuesto del 99% a los bonus en el sector bancario.

Apoyar a varios Bancos en quiebra ha hecho que se castigue la calificación de la deuda soberana irlandesa, que por ejemplo para Fitch pasó de A+ a BBB+ con perspectivas “medianamente estables”. Así la deuda queda a tres escalones de lo que se considera “bono basura”, y esta degradación refleja el coste fiscal adicional que trajo aparejado la reestructuración y el apoyo al sistema bancario nacional, a todas luces sobredimensionado.

Ya S&P y Moody’s habían rebajado el ranking de Irlanda hace apenas unas semanas.

Al parecer con esta ayuda los Bancos estabilizaron el tamaño de sus balances y ampliaron la concesión de crédito al sector privado, pero hay que estar atentos para ver cómo evoluciona esta situación en el mediano y largo plazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies