Movilización de sindicatos en Europa contra los recortes sociales

Hace un par de días los trabajadores de Europa se movilizaron en son de protesta en contra de las políticas de austeridad y gran ajuste impulsadas por los organismos comunitarios para combatir el déficit de la mayoría de los países de la región.

Esta movilización fue justo antes de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno en Bélgica. Llevó por nombre “Jornada de Acción” y fue organizada por la Confederación Europea de Sindicatos, llevándose a cabo al mismo tiempo que una convocatoria de huelga general en Grecia y protestas generalizadas en Francia, Bélgica y Luxemburgo.

En el caso de España, CCOO y UGT realizaron concentraciones ante sedes patronales y delegaciones de Gobierno de varias importantes ciudades del país.

El Secretario General de la Confederación Europea de Sindicatos, John Monks, declaró que la idea es que se pida a los gobiernos no desmantelar más a la Europa social”, de por sí ya bastante maltrecha.
«Los sindicatos europeos piden a los Gobiernos que dejen de atacar los salarios y el bienestar, que empiecen a trabajar en común, paren su carrera de una crisis a otra, y dejen de destruir nuestra Europa social», fue una de las premisas de Monks en sus alocuciones.

La convocatoria más importante se llevó a cabo en Grecia, donde se produjo una paralización casi total de los transportes, con cierre de escuelas, ministerios y algunos enfrentamientos entre manifestantes y la policía con bombas incendiarias.

Se trata de una de las mayores manifestaciones de protesta desde que comenzó el ajuste causado por la enorme deuda del país, el que obligó a grandes recortes presupuestarios para el año entrante.

Los líderes de la Unión Europea están reunidos ayer y hoy viernes con el objetivo de aprobar un cambio en el Tratado de la Unión que permita crear un mecanismo de control permanente de las crisis financieras a futuro y de deuda de la Eurozona a partir de mediados del 2.013.

Se buscan también mecanismos que eviten el contagio de las eventuales crisis de algún país en particular hacia otros de la región, como sucedió en esta oportunidad por citar sólo un ejemplo con Grecia, Irlanda, España y Portugal.

El descontento en toda Europa se ha generalizado y la preocupación de las autoridades es grande de cara a los importantes disturbios sociales que esta situación puede desencadenar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies