Barack Obama critica los actos de WikiLeaks

El presidente de los Estados Unidos Barack Obama condenó en conversaciones telefónicas que tuvo con el presidente de México Felipe Calderón y con el premier turco Recep Erdogan los que llamó “actos irresponsables” de la organización WikiLeaks, por los cuales se filtraron cerca de un cuarto de millón de cables diplomáticos de su país a todo el mundo, con información reservada.

Durante una charla telefónica en la que se trataron varios temas, Obama abordó con Calderón la filtración de cables diplomáticos estadounidenses llevada a cabo por la ahora famosa página de Internet, en un acto que ambos mandatarios calificaron de “deplorable”.

En el caso específico de México, en algunos de los cables publicados hasta ahora por WikiLeaks se destaca que un ex alto funcionario mexicano dio a entender durante una reunión con representantes de la Fiscalía General de EE.UU. en octubre de 2009 que el Gobierno de Calderón había perdido el control sobre ciertas partes del país por el narcotráfico creciente en esas zonas.

Otros cables revelan la desconfianza de los EEUU acerca de la capacidad mexicana para poder hacer frente a la lucha contra los narcotraficantes que operan en su territorio, uno de los más peligrosos del mundo en ese aspecto. Hablan en esos cables de la incapacidad manifiesta del Ejército mexicano para reunir pruebas que puedan incriminar a sus detenidos para el posterior juicio y condena.

Otro cable hace mención a las dudas de Hillary Clinton acerca de cómo podría estar afectando esta situación la capacidad de tomar decisiones del presidente Calderón.

En lo que respecta a la conversación que Obama sostuvo con Erdogan, la Casa Blanca explica que los mandatarios de ambos países hablaron sobre la duradera importancia de la alianza entre los Estados Unidos y Turquía y expresaron su mutuo compromiso para una estrecha colaboración entre las dos naciones en una amplia gama de temas.

Obama volvió en este caso a expresar su pesar por el acto deplorable de WikiLeaks, al tiempo que ambos líderes estuvieron de acuerdo en que los cables que eventualmente pudieran influir en la relación de sus países no van a perjudicar la muy buena relación entre ambas naciones.

De cualquier forma Erdogan encargó al ministerio de Justicia de su país que estudien posibles acciones legales contra WikiLeaks y los diplomáticos estadounidenses autores de los cables que afectan a los turcos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies