El crecimiento mundial ahora pasa por Latinoamérica

La distinción entre centro y periferia de la economía mundial cada vez tiene límites más difusos. Y no son pocos los casos en que los roles se invirtieron, sobre todo desde la aparición de la crisis económica global.

Javier Santiso,economista en jefe para mercados emergentes de la OCDE, después de la crisis financiera del 2.008 asegura esto sin la más mínima duda.

Mientras en Europa y en los Estados Unidos se sigue discutiendo cómo hacer para poder salir definitivamente de la recesión producida por la debacle financiera mundial, el conjunto de la economía mundial crece por encima del 5% anual, con las grandes economías asiáticas y latinoamericanas a la cabeza de la recuperación en este caso ya definitiva.

Entonces se concluye que a nivel global la economía no está en recesión ni mucho menos, ni tampoco que está experimentando un período de lento y penoso crecimiento.

Más del 85% de la población del planeta vive en países donde la renta per cápita crece por encima del 3% anual, algo que no se daba desde hace más de 30 años.

Son los países “ricos” sobre todo europeos los que con su tremendo endeudamiento y sus poblaciones envejecidas unidas a una notable falta de flexibilidad tienen serias dificultades para mejorar el nivel de vida de sus ciudadanos.

Todos en Europa parecen volver a creer, como sucedió hace casi exactamente un siglo, que “el futuro está en América”. Y hacia allí comienzan a ir nuevamente.

Esta nueva realidad hace que todos, inversores incluidos, deban reevaluar sus estrategias y revisar otra vez la relación rentabilidad-riesgo.

Hace unos años los títulos de los mercados emergentes daban alta rentabilidad pero tenían mucho riesgo y eran muy volátiles. Hoy, la volatilidad está en la deuda soberana de la Eurozona.

Y el dinamismo de las economías asiáticas y latinoamericanas, aunque no totalmente exento de riesgos, arrojan mucha mejor rentabilidad aún a pesar de seguir teniendo una alta volatilidad.

En este contexto es notoria la inserción de Latinoamérica en el nuevo ensamble financiero mundial, vinculándose más a la Unión Europea y sobre todo a sus colegas en esta época de bonanza del sudeste asiático.

Y dentro mismo de la región de América Latina, las naciones del cono sur que no dependen de las remesas enviadas desde el exterior sino de sus exportaciones, están todavía en mejor posición que aquellos países de la parte norte de la región y de Centroamérica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies