La banca de España, la tercera más sólida de la Eurozona

En España, después del estallido de la burbuja inmobiliaria la salud de los Bancos y sobre todo de las Cajas quedó en una situación de serio riesgo.

Así es que Moody’s dio a conocer sus temores la pasada semana acerca de la salud del sistema financiero español.

Pero lo concreto es que parecería ser que esta afamada calificadora de riesgos no logra ponerse de acuerdo con ella misma, puesto que el informe íntegro en que se basó esa nota depara algunas sorpresas y despeja bastantes dudas.

Según datos de Moody’s actualizados este mismo mes, España es el tercer país de la zona euro cuyo sector financiero tiene mayor fortaleza.

La agencia pondera la nota de cada país con la calificación media de las entidades de acuerdo a su tamaño. En una lista de casi 100 países, España ocupa el puesto 14 y en la Eurozona sólo es superada por Finlandia y Francia.

Detrás de los españoles se encuentran, por ejemplo, Holanda, Bélgica y Alemania a una considerable distancia.

Y si tenemos en cuenta a los países que suelen ponerse a la misma altura de riesgo que los españoles, la banca portuguesa está muy lejos, mientras que la de Grecia e Irlanda directamente están a “años luz” de acuerdo a la calificación de Moody’s.

España tomó el hecho de demostrar que su sistema financiero está básicamente saneado como una cuestión de Estado por su implicancia en la obtención de crédito internacional.

Así es que Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el gobernador del Banco de España, salió personalmente a marcar las diferencias del sistema bancario español con el de los otros países en problemas.

Para convencer a los mercados, obligó a Bancos y Cajas a dar a conocer sus datos cada tres meses con mayor transparencia, como prueba permanente de solvencia y liquidez.

La tarea es ardua, ya que los mercados no se creen con facilidad lo que dice el Banco de España, y piensan que en caso de una recaída grave de la economía española en recesión, harían falta casi 100.000 millones de euros para poder poner al sector otra vez en condiciones de operabilidad.

Pero ahora Moody’s insiste en colocar al sistema financiero español como uno de los más fuertes de la zona Euro, en buena parte debido a la solidez de las tres primeras entidades: Santander, BBVA y La Caixa.
Si se las excluye, la nota de España del resto de entidades sería D+, similar a la portuguesa.

Pero es lógico que todos los países bajarían sus notas si se excluyese del conteo las entidades que están saneadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies