La deuda pública de Portugal hace que Fitch le rebaje la calificación

Hay situaciones en la vida institucional de los países que realmente se asemejan algunas veces a un cuento de nunca acabar.

En estos momentos en que todavía son varios los países que luchan denodadamente por dejar atrás el punto más álgido de su deuda pública para poder comenzar a remontar la pesada cuesta de la recuperación de la crisis económica global, factores externos que en realidad no hacen más que reflejar la situación por la que están atravesando les complican el panorama en grado sumo y logran que todo se enrede todavía más.

Un ejemplo típico de este hecho lo constituye lo que está sucediendo por estos días en Portugal.

Los portugueses están enfrentando en la actualidad serias dificultades para poder financiarse y hacer frente a la enorme deuda pública que el país ha contraído como consecuencia de la crisis.Por esta razón es que la agencia de calificación crediticia Fitch decidió rebajar la nota de la deuda a largo plazo de los portugueses un escalón, desde AA- a A+, incluyendo en la acción una perspectiva decididamente negativa sobre el futuro mediato de esa deuda.

Desde otro punto de vista, Fitch también recortó el rating de la deuda a corto plazo de los portugueses desde F1+ a F1, mostrándole así al mundo lo que piensa del deterioro de las perspectivas de la economía lusitana en el futuro inmediato.

Pero todo esto, más allá de que realmente sea así la actualidad portuguesa, no hace más que complicar su futuro, porque ante la caída de la confianza de las agencias de calificación, los mercados reaccionan negativamente ante los papeles de la deuda del país, con lo que el panorama se complica para los portugueses y entonces no sería nada raro una nueva baja en la calificación de su deuda, la que seguramente traería aparejada una nueva caída en la cotización de los papeles de la deuda…

Y así seguiría quién sabe hasta cuándo el círculo vicioso que suele ser el común denominador de Portugal y otras naciones que lamentablemente ya debieron pasar por lo mismo como Grecia e Irlanda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies