China debe enfriar su economía y vuelve a subir los tipos de interés

Por segunda vez en dos meses las autoridades económicas de China han debido subir los tipos de interés en un intento ya casi desesperado por enfriar su economía.

Así es que el Banco Central de China elevó 0,25 puntos básicos los tipos de interés de referencia a un año en una medida tendiente a tratar de frenar la inflación, un problema serio por estos días en el gigante de Asia, y de evitar burbujas en el mercado inmobiliario.

La medida fue adoptada el día de Navidad y entró en vigencia un día después. Supone sin lugar a dudas un paso más en la dirección de las medidas adoptadas en el mes de octubre, cuando se decidió dar un importante giro en la política monetaria que hasta ese momento estaba basada en mantener el precio del dinero para estimular la economía del país.

Con la subida del 25 de diciembre, ahora los tipos de referencia para préstamos se ubican en el 5,81% y los tipos de depósito en el 2,75%.

El primer ministro chino Wen Jiabao aseguró que “las expectativas de inflación son en sí más terribles que la inflación misma” al provocar temores e incertidumbre en los mercados, aunque después los supuestos peligros acechantes no se materialicen.

La inflación en su comparación interanual llegó en noviembre al 5,1%, alcanzando así el mayor nivel en los últimos dos años. Esto trae aparejada la suposición de que en realidad el nivel real de los tipos es casi negativo.

Wang Qian, el economista en jefe del JP Morgan para China, cree que «estas políticas podrían seguir en los próximos meses, pues la inflación sigue alta y el crecimiento afronta riesgos de calentamiento el próximo año».

El equipo de expertos del Banco estadounidense están convencidos de que las autoridades económicas chinas van a seguir subiendo los tipos de interés y el nivel de reservas que se les exigen a los Bancos, como ya se ha hecho seis veces en lo que va del 2.010.

También opinan que van a dejar que la moneda china, el yuan, se revalorice dando así respuesta a una petición que en la actualidad ya tiene carácter de mundial puesto que las exportaciones chinas se benefician de los tipos de cambio excepcionalmente bajos de la moneda de su país.

A partir de junio pasado la revalorización del yuan alcanzó apenas un 3%, una cifra insuficiente como para equiparar las actuales reglas de juego.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies