La flamante presidenta del Brasil hará un ajuste de tarifas

La flamante presidenta en ejercicio de Brasil, Dilma Rousseff, ya deberá poner en práctica a horas de su asunción medidas agresivas que incluyen subidas selectivas de tarifas y algunas exenciones impositivas, en un intento por atenuar el daño causado a la industria por la sobrevalorada moneda del país.

El real, que dentro de las consideradas “monedas importantes” del mundo es la más sobrevalorada, ha cobrado una fuerza que fue objeto de muchas reuniones de Rousseff con sus asesores con el objeto de ver cómo se puede ir solucionando de forma escalonada este problema para las exportaciones brasileñas.

La tasa de cambio es hoy por hoy quizás el problema que más preocupa a las nuevas autoridades del país, pero éste es un tema que causa dolores de cabeza a más de un país de Latinoamérica, y se debe en gran parte a los desequilibrios remanentes de la crisis económica global de los años 2.008/2.009.

Lo concreto es que la moneda brasileña, el real, se apreció frente al dólar un 11% desde mayo del año pasado, y más del 100% desde el año 2.003, por la atracción que la fuerte economía del país ejerce sobre enormes flujos de capital desde el mundo desarrollado.

El ministro de Hacienda Guido Mantega volvió a advertir hace poco sobre los peligros de una guerra cambiaria en la medida en que los países más industrializados, Estados Unidos y China por citar sólo un ejemplo, deprecian sus monedas y toman medidas de todo tipo para incentivar la producción y las exportaciones locales.

Como un ejemplo del tipo de medidas que podría adoptar Rousseff para disminuir los problemas causados por la fortaleza del real, fuentes gubernamentales citaron la decisión de la semana anterior del presidente saliente del Gobierno Luiz Inácio Lula da Silva de elevar las tarifas de los impuestos sobre 14 categorías de juguetes importados a un 35 por ciento, desde un 20 por ciento actual, lo que la flamante mandataria promulgaría y acentuaría en las próximas horas, elevando esta medida a más categorías.

El alto funcionario económico ya adelantó que en los próximos meses se verán más medidas de este tipo, siempre respetando las obligaciones internacionales derivadas de los numerosos acuerdos comerciales que el Brasil tiene con numerosos países, en especial sus socios del Mercosur.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies