La Unión Europea pretende darle gran poder a los reguladores

La Unión Europea (UE) pretende que los reguladores tengan el poder suficiente como para influir en los Bancos considerados “demasiados grandes para caer”, ya que en el caso de que esto llegase a ocurrir podría producirse una hecatombe en el sistema financiero.

Bloomberg tuvo acceso a un borrador de Bruselas sobre la nueva legislación para las llamadas entidades sistémicas, y en él se especifica que los supervisores tendrán las atribuciones para bloquear cualquier producto financiero que no cumpla con los requisitos de transparencia o también limitar aquellas operaciones que supongan tomar riesgos excesivos por parte de las entidades bancarias.

Como ya se ha dicho en varias oportunidades, la iniciativa forma parte del paquete de medidas que se tomarán para evitar que sean los contribuyentes los que tengan que pagar de sus bolsillos futuros rescates de Bancos, como sucedió en varias oportunidades en el transcurso de la reciente Gran Recesión, de la cual todavía se está luchando para salir por completo. Una vez fijadas las condiciones mínimas de operabilidad, falta determinar aún cuáles serán considerados los “Bancos demasiado grandes para caer”.

Tampoco se sabe cuáles serán las condiciones especiales que deberán cumplir. Todas estas cuestiones deberán ser determinadas por el Foro de Estabilidad Financiera (FSB) y el plazo para dirimirlas es de aquí hasta fines del año en curso.

“Too big to fail” (demasiado grande para caer) es una frase que se comenzó a utilizar después de que la caída del Lehman Brothers provocara la debacle financiera que desembocó junto a otros factores en esta crisis económica global sin precedentes en la era moderna.

Todo esto generó una especie de trauma entre las autoridades, las que ahora parecen obsesionadas por no repetir la experiencia de estar al borde del abismo por la toma de arriesgadas decisiones de unos pocos, ni de tener que desembolsar fabulosas sumas de dinero para salir después en su ayuda.

Cabe recordar que en la actual crisis ya se pusieron a disposición de la banca 4,5 billones de euros, una cifra casi inimaginable.

La vicepresidenta económica de España, Elena Salgado, ya dio por sentado que los dos mayores bancos del País, el Santander y el BBVA, van a entrar dentro de la clasificación de entidades sistémicas, lo que es un hecho que no termina de cerrarles a ambas instituciones.

Según Bloomberg, a partir de la entrada en vigencia de la nueva legislación los Bancos que necesiten ser rescatados deberán cambiar sus estructuras legales y operativas, con los problemas consecuentes que eso conllevará.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies