WikiLeaks dice que Latinoamérica no confía en China

De acuerdo con los cables “secretos” de la diplomacia de los Estados Unidos que salieron a la luz por obra y gracia de WikiLeaks, Latinoamérica desconfía y muestra un cierto recelo de la expansión de la República China. Este hecho al parecer quedó evidenciado por la desconfianza de los líderes latinoamericanos tras la gira que llevaron adelante diversos dirigentes comunistas chinos.

Este recelo del que hablábamos recién quedó evidenciado tras la gira que efectuaron el vicepresidente chino Xi Jinping y el viceprimer ministro Hui Liangyu que trajeron aparejadas una subida muy fuerte de las inversiones chinas en la región, según publicó el diario español “El País”, uno de los medios que más se ocupa de los trascendidos de WikiLeaks.

En contrapartida con este supuesto recelo generalizado, la primera secretaria de una primera misión brasileña, Daniella Menezes, afirmó que “Las relaciones de Estados Unidos y América Latina han sido ignoradas por la Administración Bush y China busca llenar ese vacío”.

Estas declaraciones ya fueron hechas en el año 2.009 cuando los popes de la política china realizaban una gira de más de quince días por territorio latinoamericano.

Pero un cable del pasado 10 de marzo con origen en México da cuenta de las declaraciones de Neil Dávila, el responsable de ProMéxico, un organismo gubernamental responsable de la promoción del comercio y las inversiones, quien dijo que “No queremos ser la siguiente África de China. Necesitamos ser dueños de nuestro propio desarrollo”.

Otra reunión en la que quedaron dudas de las verdaderas intenciones chinas con respecto a Latinoamérica sucedió el 15 de marzo pasado entre representantes del gigante asiático y el cónsul brasileño en Shangai Marcos Caramuru de Paiva, quien afirmó que los inversores chinos estaban convencidos de que América Latina y África eran exactamente lo mismo.

Paiva advirtió que para él la estrategia china es muy clara, ya que están tratando de controlar el suministro de materias primas a nivel global por todos los medios posibles.

China es hoy en día el destino de un tercio de las ventas de Brasil, y ya se convirtió en el principal socio comercial de Argentina, Chile y Perú.

Colombia, a su vez, recela de los motivos de China y de sus poco estrictos estándares laborales y medioambientales, de acuerdo a un cable fechado a mediados del año pasado.

Alejandro Ossa, el agregado comercial de Colombia en Pekín, aseguró que “su país no está dispuesto a ser pisoteado por China como África y Venezuela”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies