Brasil busca más inversión privada: ahora son los aeropuertos

La flamante presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, tiene intenciones de realizar una Oferta Pública Inicial de Acciones de la administradora de aeropuertos del país, Infraero, de acuerdo a datos difundidos por el diario paulista Folha de Sao Paulo, aunque sin citar las fuentes que originaron la noticia.

Esta iniciativa presidencial formaría parte de un plan estratégico para poder atraer más inversiones privadas brasileñas y reducir de esta manera los cuellos de botella que últimamente se están presentando en la industria de la aviación en la principal potencia de Latinoamérica.

La medida espera preparar a Brasil, sin dudas la economía más grande de América Latina, para hacer frente a un repunte esperado del turismo durante los próximos años, cuando la nación sea anfitriona de la Copa del Mundo de Fútbol en el año 2.014 y de los Juegos Olímpicos del 2.016, lo que seguramente atraerá a millones de turistas de todo el mundo.

Estos planes para mejorar la prestación aeroportuaria podrían ser detallados en un decreto presidencial que se promulgaría este mismo mes de enero.

Recordemos que Infraero maneja 67 aeropuertos brasileños por los que circulan no menos de 113 millones de pasajeros al año, cifra que en el 2.014 y el 2.016 podría llegar a duplicarse.

Para la inversión de reestructuración de 16 aeropuertos que serán los nexos que conectarán las 12 ciudades sedes de la Copa Mundial de Fútbol del 2.014, Brasil necesita al menos 3.300 millones de dólares, y como el gobierno cree que Infraero no podrá manejar todas las inversiones por sí sola a tiempo, es por eso que sale a la búsqueda de inversiones del sector privado que seguramente obtendrán una alta rentabilidad.

La flamante presidenta de los brasileños decidió dejar en manos de estos inversionistas privados la construcción y manejo de las nuevas terminales del aeropuerto internacional de Sao Pablo y del aeropuerto Viracopos, en la cercana localidad de Campiñas.

Con el objeto de optimizar las prestaciones, ya funcionarios del gobierno mantuvieron intensos contactos con las dos compañías aéreas más grandes del país, TAM y Gol, cuyos directivos mostraron a priori interés por invertir también ellos en la construcción de dichas terminales y las subsiguientes, de acuerdo a lo informado por el diario paulista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies