España y Portugal bajo fuerte presión de los mercados

Portugal entró en una semana que para la mayoría de los analistas va a ser crucial.

Los bonos de la deuda portuguesa sufrieron la semana pasada un duro golpe y las especulaciones sobre lo que sería un inminente rescate financiero están en boca de todos.

La subasta de hoy miércoles de títulos de deuda a cinco y diez años ha sido tomada por prácticamente todo el mundo como una verdadera prueba de fuego.

España, por su lado, acudirá al mercado mañana jueves, y al igual que Portugal aunque al parecer en menor medida se mantiene bajo la sospecha de los inversores, con lo cual su prima de riesgo volvería a subir y también subiría la rentabilidad que le van a exigir a sus títulos.

En los últimos días, los parqués de Lisboa y Madrid eran los que más caían de toda Europa.

Las miradas de todos, analistas e inversores, están expectantes del resultado de la operación portuguesa, en la que el gobierno lusitano espera obtener no menos de entre 750 y 1.250 millones de euros que necesita de manera imperiosa para el pago de la deuda.

No hay dudas de que éste será un verdadero examen de los niveles de confianza que está generando el país en los mercados. Así se apagarán o se reavivarán las voces que claman a los gritos la intervención de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional para poner en orden las finanzas gubernamentales.

No es fácil quitar de la memoria el pésimo comportamiento que la semana pasada tuvieron las obligaciones del Tesoro portugués, ya que se alcanzaron tipos del 7,29%, una cifra muy próxima al máximo visto desde el nacimiento del euro como moneda común europea.

España, castigada también por su propia situación y por el arrastre de la situación portuguesa, tiene esta semana una prueba muy difícil.

La del jueves será la primera subasta de deuda del 2.011, con bonos a cinco años y por un volumen todavía por determinar.

Ambas naciones están recibiendo esta semana una comisión de nueve eurodiputados de la comisión sobre crisis financiera, económica y social.

También Italia prepara para el mismo día que España una emisión de bonos de la deuda, al tiempo que Grecia emitió el día 11 letras a seis meses por un total de 1.500 millones de euros.

Volviendo a Portugal, el gobierno del socialista José Sócrates afirma a quien quiera escucharlo que está haciendo los deberes y desmiente presiones de Alemania y Francia para que los portugueses acepten un plan de rescate.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies