En el 2.010 Alemania creció un 3,6%

En el transcurso del año pasado la economía de Alemania, la “locomotora europea”, creció un 3,6% en términos interanuales, es decir con respecto al 2.009.

El Producto Interno Bruto (PIB) alemán experimentó de esta forma la mayor subida desde que en el año 1.991 se reunificó el país, dividido en dos después de la segunda Guerra Mundial. Estos datos fueron confirmados un par de días atrás por la Oficina Federal de Estadísticas del país.

Muchos fueron los factores que contribuyeron al mejoramiento de la situación de Alemania después del cimbronazo de la crisis económica global, pero entre ellos deben destacarse la fortaleza y el buen comportamiento del aparato exportador y el notable repunte, aún para las autoridades, de la demanda interna del pueblo germano.

Con estos parámetros, la nación lidera por etas épocas los avances de las naciones industrializadas tras la crisis y su PIB duplica el crecimiento medio de la Unión Europea.

El ministro de Economía germano, Rainer Brüderle, aseguró con indisimulada satisfacción que «este ha sido el mayor incremento del PIB desde la reunificación. Los datos muestran que la gente puede con razón mirar al futuro con optimismo».

Además Brüderle hizo hincapié en que esta fuerte subida de la actividad en todos los campos del país trajo como lógica consecuencia un importante incremento en el álgido tema de la ocupación laboral, es decir que se han creado una importante cantidad de empleos, otro de los flagelos por los que atraviesa en la actualidad la región de la Eurozona.

Debemos recordar que en el año 2.010 Alemania alcanzó un máximo histórico de personas ocupadas laboralmente hablando. A punto tal ha mejorado la situación, que el ministro de Economía no dudó en afirmar que de persistir las actuales condiciones, y nada hace suponer lo contrario, el país se encamina sin dudas al pleno empleo.

Los datos dados a conocer confirman las previsiones de varios meses atrás del propio gobierno Federal y de los principales centros de estudios económicos de Europa que ya habían vaticinado que Alemania iba a crecer en el 2.010 entre el 3,5 y el 3,7%, una subida más que considerable teniendo en cuenta el panorama del entorno y pensando además que en el transcurso del año 2.009 el PIB germano había experimentado una caída del 4,7%.

A pesar de estas excelentes noticias, el gobierno prevé que la economía alemana recién va a recuperar para fines de este año los niveles en los que se encontraba antes de la crisis global.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies