La pérdida de la vivienda en los Estados Unidos

En el transcurso del año pasado el vendaval de desahucios se hizo muy evidente en los Estados Unidos, a punto tal de llevarse por delante a más de un millón de propietarios que perdieron sus viviendas a manos de los Bancos por efectos de la crisis económica global. Esta cifra supera en casi un 15% a las del 2.009 y podría haber sido mayor si a fines del 2.010 algunos de los más grandes Bancos estadounidenses no hubiesen interrumpido las ejecuciones por haber detectado irregularidades en el tema de los papeles.

Datos ofrecidos por Realty Trac ponen en evidencia que, cuatro años después de haber alcanzado un pico histórico, el sector inmobiliario sigue deprimido en los Estados Unidos. El desplome comenzó en el verano del 2.007, y siguió empeorando a partir de allí.

Nunca antes en la historia del país los Bancos habían tomado reposesión de tal cantidad de viviendas. Y todos los expedientes desde el 2.007 son apenas una tercera parte de las ejecuciones del año 2.010.

Esta situación se explica en gran parte por la alta tasa de paro que se mantiene desde hace más de 18 meses muy cerca del 10%, pero no solamente los desempleados son los que tienen problemas para poder mantener sus viviendas y se encuentran atrapados en esta encrucijada que parece no tener salida.

Los desahucios también afectan a figuras reconocidas de los más diversos ámbitos, como por ejemplo el famoso actor Nicolas Cage.

Al igual que decenas de miles de estadounidenses, cuando las cosas iban bien en el mercado inmobiliario el actor se lanzó a comprar propiedades tanto dentro como fuera de los Estados Unidos.

Al llegar el momento de no poder hacer más frente a las costosas hipotecas en las que se había embarcado, los Bancos comenzaron a recuperar las propiedades y el actor a sumirse cada vez más en la realidad compleja que lo rodeaba.

Nevada, el Estado donde Cage realizó la mayoría de sus operaciones, es la región estadounidense que presenta en la actualidad el mayor índice de embargos de propiedades de toda la Unión, con un promedio de uno de cada 11 propietarios recibiendo notificaciones bancarias por el impago de las deudas contraídas. En el tristemente famoso ránking de regiones con el mismo problema le siguen Arizona, Florida y California.

La situación no parece que vaya a mejorar a mediano plazo, ya que los desahucios que se suspendieron a fines del 2.010 pasarán a engrosar las listas del 2.011.

Habrá que esperar el correr de los acontecimientos para ver cómo termina esta complicada y triste historia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies