La manipulación cambiaria puede traer una guerra comercial

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, advirtió en una entrevista que concedió hace unos días al Financial Times acerca de la posibilidad de una “guerra comercial global” debida a la manipulación monetaria, mencionando específicamente a los Estados Unidos y a China.

De acuerdo a las declaraciones de Mantega, la administración de Dilma Rousseff está haciendo preparativos y apuestas para evitar que el real siga apreciándose y va a plantear el tema de manera excluyente en la Organización Mundial de Comercio y otros Foros internacionales similares.

Los comentarios de Mantega fueron posteriores a las intervenciones que en el mercado de divisas hicieron tanto Brasil como Chile y Perú, las recientes y fuertes apreciaciones del franco suizo y la huída de los inversores de las todavía tambaleantes economías de Estados Unidos y Europa.

También el Fondo Monetario Internacional ha insinuado en más de una oportunidad que el mundo necesita cada vez más imperiosamente nuevas reglas que gobiernen el recurso de las distintas naciones a los controles de capitales.

Pero el tema no es nuevo y viene desde hace unos meses ocupando las primeras planas de todos los periódicos especializados del mundo.
Guido Mantega ya usó en setiembre del año que acaba de terminar la ahora famosa expresión “guerra de divisas”, antes de proceder a aplicar estrictos controles a las inversiones de la cartera extranjera en Brasil, para intentar frenar la ininterrumpida apreciación del real frente al dólar, que ya lleva cifras cercanas al 40% en los dos últimos años.

Hace unos días el Banco Central del Brasil puso en práctica de manera sorpresiva una medida que tiene como fin impedir la venta en el corto plazo del dólar (apostando así por su apreciación) frente al real por los Bancos.

Anunció además que “esa no sería la única medida a tomar y que deben esperarse noticias al respecto en el corto y mediano plazo”.

Según el ministro de Hacienda brasileño, este tema de las manipulaciones cambiarias va a estar sin dudas este año en la agenda del G-20 y Brasil abogará también en la Organización Mundial de Comercio para que estos hechos sean considerados como un subsidio velado a las exportaciones.

Pero es difícil que la OMC cambie las reglas, porque China, que se vería obviamente perjudicada, vetaría una propuesta en ese sentido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies