Argentina, al frente del G-77 durante el 2.011

Argentina asumió el 12 de enero pasado en la sede de Nueva York de las Naciones Unidas la presidencia del llamado G-77 más China, con un importante desafío por delante: revertir la situación en la cual una minoría de poderosos indican cómo deben comportarse el resto de los países del mundo.

Estas fueron las primeras declaraciones del canciller argentino Héctor Timerman, quien fue el encargado de recibir la titularidad del grupo.

El canciller aseguró textualmente que “el G-77 es el bloque más grande de votos en ONU. No se puede hacer nada ahí sin el G-77.

Argentina pretende conducir al G-77 en un diálogo permanente con los países más desarrollados, para habilitar nuevos mercados y lograr inversiones”.

De acuerdo a sus dichos, el país, en condición de presidente del G-77, va a intentar achicar las diferencias para modificar los organismos multilaterales de crédito, haciendo que éstos pongan énfasis en el desarrollo de las distintas sociedades y no en el eventual castigo de las mismas.

En la ceremonia de asunción estuvieron presentes el secretario general de la ONU Ban Ki-moon y el presidente de la Asamblea Genaral Joseph Deiss.

La República Argentina había sido electa el pasado 28 de setiembre por los miembros del G-77 para que asumiera la presidencia del grupo durante el año 2.011, en una ceremonia a la que en su momento asistió la presidenta Cristina Fernández.

Argentina sucede en el cargo a Yemén quien ejerció la presidencia del grupo a lo largo del año pasado.

En aquella oportunidad las declaraciones de la mandataria argentina fueron en dirección a las metas que su país se proponía alcanzar, que eran las de ampliar la presencia e influencia de los miembros del grupo en las instituciones multilaterales, las que a su juicio reflejaban y reflejan realidades ya obsoletas.

El G-77 se estableció por un número igual de países colateralmente a la primera sesión de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), que se celebró en Ginebra en al año 1.964.
Actualmente el grupo reúne a 130 países en vías de desarrollo con el principal objetivo de organizar y promover el interés colectivo de los denominados países del sur, además de afirmar su influencia en los organismos multilaterales y de promover la cooperación entre sus miembros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies