La planta de Nissan de Barcelona fabricará un nuevo modelo

En la decisión de la compañía japonesa Nissan de asignar a la planta que posee en Barcelona la fabricación de un nuevo modelo de la marca después de que los trabajadores aceptaran los ajustes laborales propuestos, se puede ver claramente la confirmación de que “el diálogo social está funcionando correctamente”, de acuerdo a las palabras del ministro de Industria Miguel Sebastián.

El nuevo modelo, una furgoneta que llegará al mercado en el año 2.014, supone garantizar el empleo de los operarios de la planta de España de acuerdo a los cálculos de los ingenieros de Nissan durante al menos 10 años.

La inversión de la Casa Matriz japonesa será de 80 millones de euros.
Para llegar a este acuerdo, los trabajadores aceptaron congelar su sueldo durante el año 2.012 y recibir un aumento salarial del 0,5% en el 2.013 sea cual sea el IPC que se registre. El ministro agradeció la que calificó como gran generosidad del plantel de empleados de Nissan en España y dijo que esto demuestra que el país tiene una industria competitiva y se trata de una nación “confiable para invertir”.

El pasado mes de diciembre la fabricación de la furgoneta se había dado por perdida por las exigencias de la Casa Matriz, pero ahora el proyecto se ha reflotado y la producción comenzará en las plantas de Zona Franca y Montcada (Barcelona) en el 2.014.

La empresa por su parte agradeció los esfuerzos por llegar a un entendimiento del equipo directivo local, de los empleados, de los sindicatos SIGEN-USOC y MCA-UGT, además de los gobiernos de ambos países.

Nissan espera trabajar con todos los sectores para conseguir que la planta de Barcelona se mantenga globalmente competitiva a través del tiempo.

Los dos sindicatos a los que agradeció la empresa japonesa se mostraron muy aliviados por la decisión de la Casa Matriz. Pedro Ayllón, el secretario general de USOC en Nissan afirmó que lo sucedido había sido una “apuesta valiente” de los trabajadores, al tiempo que dijo que espera que los más de 2.000 trabajadores que fueron afectados por el ERE del año 2.008 puedan ser readmitidos si se superan las 130.000 unidades de producción pactadas y se vuelve a trabajar en tres turnos.

La competencia directa de Barcelona eran la planta de Nissan de Sudáfrica y una existente en Marruecos, pero en la decisión final de la empresa jugaron diversos factores que hicieron que finalmente la elegida para el nuevo emprendimiento fuera la planta española.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies