La OCDE quiere más flexibilidad y menos ayudas en el tema vivienda

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) está convencida que para poder superar la crisis inmobiliaria es necesario flexibilizar los trámites administrativos para la edificación, hacer cambios de fondo en el sistema impositivo y eliminar los incentivos fiscales a la compra de viviendas.

También cree necesario facilitar el acceso a la vivienda social y mejorar el mercado unido al alquiler de viviendas para fomentar la movilidad laboral.

Ángel Gurría, el Director del organismo, añade que tras las políticas “mal diseñadas” en el rubro vivienda que adoptaron las naciones asociadas a la OCDE en el pasado, se han visto seriamente agravados los efectos de la crisis financiera mundial. Ahora llegó la hora de que la vivienda sea el instrumento que ayude a recuperar la confianza en los sectores financieros y se transforme en la base de un crecimiento económico sustentable. De no ser así, la recuperación podría verse seriamente amenazada.

Entre los países de la OCDE más complicados se ubica España, donde por culpa del crédito fácil dominante en los últimos veinte años se disparó la volatilidad en los precios de la vivienda.

Ahora el valor de los pisos se ha encarecido hasta en un 90%, al igual que en otras naciones como Australia, Bélgica, Finlandia, Irlanda, Holanda, Nueva Zelanda, Noruega y Reino Unido.

De acuerdo a la opinión del llamado “Club de los países desarrollados”, la desregulación y cambios en los mercados hipotecarios, sumados a una inadecuada supervisión por parte de las instituciones, contribuyeron a que bajasen significativamente los criterios de calidad imperantes parta prestar dinero, lo que derivo inevitablemente en una subida de los impagos a medida que la crisis se iba haciendo carne en la población.

Es por esto que la OCDE cree que futuras modificaciones en los mercados hipotecarios deberían apuntar sin dudas a establecer una vigilancia regulatoria más estrecha y una regulación más prudente en el otorgamiento de los créditos.

Las políticas de vivienda que favorecieron la propiedad frente al alquiler redujeron la movilidad laboral y residencial, lo que a su vez complicó lo relacionado al tema empleo. La OCDE afirma que esta tendencia debe invertirse reduciendo los costes para las familias con limitaciones financieras como así también rediseñando la estricta regulación que en la actualidad rige el mercado de alquiler.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies