Al parecer Axel Weber no se presentará a la sucesión de Trichet

Causó conmoción en los medios económicos y políticos internacionales y sobre todo europeos la noticia de que Axel Weber, el principal candidato a suceder a Jean Claude Trichet en la presidencia del Banco Central Europeo ha retirado su candidatura a ocupar dicho cargo.

De acuerdo a informaciones que dejaron trascender las principales agencias noticiosas, Weber, quien es considerado uno de los más fervientes defensores de la ortodoxia del papel del BCE contra la inflación, “ya no figura en la lista de posibles sucesores del banquero francés, lo que abre importantes incógnitas acerca de quién podría ocupar ahora ese lugar”.

La agencia Reuters llegó incluso a afirmar que el Bundesbank, el Banco Central de Alemania, del cual Weber es presidente, iba a dar un comunicado de prensa explicando los pormenores de la situación, cosa que hasta el momento no sucedió.

Varias versiones hablaron de la posible retirada de Weber al sector privado, concretamente a la dirección del Deutsche Bank, el Banco más grande de Alemania, ya que su actual consejero delegado abandonará el cargo en el año 2.013, y se maneja la hipótesis de que Weber no va a optar a presentarse a un segundo mandato del Bundesbank, por lo que debería dejar sus actuales funciones en abril del año próximo.

Es sabido que en los últimos tiempos Weber ha conseguido ganarse algunos enemigos entre sus socios de la Eurozona, entre los que se encuentra Francia en un lugar predominante, cuando rechazó públicamente el programa de compra de bonos que el BCE puso en marcha para ayudar a los países de la región más necesitados económica y financieramente después del embate de la crisis económica global.

Además su conocida posición de “halcón” dentro del panorama financiero europeo podría poner en dificultades la consolidación de la recuperación de las naciones más comprometidas de la zona euro.
Para la mayoría de los entendidos, la elección del sucesor de Trichet es un tema circunscripto a la decisión de las autoridades de Berlín y París, es decir a lo que acuerden Ángela Merkel y Nicolas Sarkozy en los próximos meses.

Pero flota en el ambiente la idea de que el retiro de la candidatura de Weber no implica que el futuro presidente del BCE no vaya a ser alemán.

Detrás de Weber en la lista de candidatos figura otro compatriota, Klaus Regling, actual director del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, y no se descartan nombres como los de Mario Draghi, el presidente del Banco Central de Italia y Erkki Liikanen, el gobernador del Banco de Finlandia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies