Brasil y Argentina tras un mercado libre de materias primas

En la próxima reunión del G-20 que se llevará a cabo a fines de esta semana en París, los gobiernos de Brasil y Argentina tendrán una posición conjunta acerca del mercado libre de materias primas y una mayor oferta de alimentos, de acuerdo a lo que anunciaron hace poco en San Pablo los ministros de economía de ambos países, Guido Mantega y Amado Boudou respectivamente.

Ambos funcionarios afirmaron que “nuestros países son grandes exportadores de materias primas y por lo tanto tenemos posiciones muy próximas sobre lo que se debe hacer”.

Según sus declaraciones, lo que se buscará en la reunión de las mayores economías del mundo que se llevará a cabo los días 18 y 19 de febrero en la capital francesa es hacer prevalecer la idea de que si algo es necesario en estos momentos es estimular la producción de materias primas y no inhibirla.

Las dos principales potencias de Sudamérica rechazan de plano las propuestas de algunas naciones de regular el mercado de materias primas que cotizan en las Bolsas de Valores como una medida para hacer frente a la subida de precio de los productos considerados básicos, logrando de esta manera controlar de una forma más eficaz la inflación.

El ministro Boudou afirmó textualmente que “la discusión no puede pasar por la regulación de precios de las materias primas, de ninguna manera. Haremos una defensa muy cerrada y muy fuerte. Pensamos en aumentar la oferta y expandir las fronteras con transferencia de tecnología a países con menor grado de desarrollo”.

Boudou también adelantó que tanto Argentina como Brasil defenderán en la cumbre del G-20 la reforma del sistema financiero mundial.

En el plano estrictamente local, el ministro Mantega insistió en la necesidad de fortalecer todavía más el comercio bilateral con transacciones en monedas locales, una medida que ya fue adoptada el año pasado y que necesita fortificarse.

Con esta medida se pudo fomentar el comercio entre ambos países de pequeñas y medianas empresas, pero aún no alcanzó el grado de expansión que ambos países pretenden, ya que este comercio debería ser mucho mayor y todavía queda mucho por hacer y avanzar.

Ambos ministros recordaron que las casas de monedas de sus países vienen intensificando desde hace un tiempo la producción conjunta de billetes para favorecer el intercambio comercial entre ambas naciones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies