Otra vez la gasolina alcanza niveles récord tras las revueltas en África

Los mercados a futuro del petróleo transformaron las revueltas populares en varios países del norte de África en nuevas subidas del precio del crudo.

Y como no podía ser de otra manera, esa subida se trasladó en forma casi automática a los surtidores de las estaciones de servicio en forma de un aumento del precio de los carburantes.

De acuerdo a datos que en los últimos días recolectó la Comisión Europea, el litro de gasolina ya ronda en promedio 1,285 euros, es decir un 1,2% más que la semana anterior.

Este valor está apenas por debajo del de la tercera semana de enero, cuando se rompió el récord del año 2.008. Pero nadie supone que esto va a terminar aquí, por lo que este nivel se va a superar con toda seguridad en los días y semanas venideros.

Debemos recordar que en el verano del 2.008 el barril de crudo rozó los 150 dólares, y ese valor todavía está vigente para el precio del gasóleo, que en España se vende a 1,248 euros por litro.

Pero al igual que lo que ocurre con la gasolina, ese precio continuará subiendo, ya que las estadísticas de la CE todavía no dan cuenta del efecto de la escalada del precio del crudo después de que estallase la revolución en Libia.

Este país del norte de África supera en extracción de crudo a Egipto y Túnez y es el responsable del 2,3% de la producción mundial. La incertidumbre de la situación política del régimen de Kadafi provocó expectativas alcistas en el mercado a futuro, con lo cual el Brent ya se encuentra en alrededor de 120 dólares, habiendo repuntado un 10% en prácticamente una semana.

Ahora en España la repercusión es todavía mayor que en el 2.008, y la asociación de operadores de productos petrolíferos explica este hecho debido a que la cotización internacional de los carburantes al por mayor, una vez terminado el proceso de refinamiento, subió aún más que la propia materia prima.

Además desde el 2.008 hubo subidas en los impuestos a los hidrocarburos y el IVA, al tiempo que el euro se depreció de manera importante.

Por su parte la asociación de consumidores Facua insiste en que España se encuentra entre los países más caros de la UE si se descuentan los impuestos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies