Exxon Mobil usa una estrategia para que España sea un “paraíso fiscal”

En los dos últimos años la empresa Exxon Mobil España logró un beneficio neto de casi 10.000 millones de euros.

No cabe duda de que el único empleado de la firma estaría de acuerdo en la proposición en boga por estos días de ligar los sueldos a los beneficios de la empresa.

Ésta no pagó ni siquiera un euro de impuestos por esas ganancias.

La mayor empresa a nivel mundial utiliza la filial española sólo para ahorrar impuestos. Ha encontrado en España, igual que otras multinacionales, su “paraíso fiscal”.

Pero se debe dejar muy en claro que Exxon usa una fórmula completamente legal en su ahorro impositivo: la “entidad de tenencia de valores extranjeros” (ETVE).

Esta figura legal supone un complejo mecanismo de ingeniería financiera y planificación fiscal que no es ningún fraude, salvo que como a veces ocurre se demuestre lo contrario.

Exxon Mobil es la mayor empresa del mundo por su valor en Bolsa y la primera también por facturación.

En España y también en Portugal operaba bajo la marca Esso algo así como 130 gasolineras que vendió hace un par de años a la portuguesa Galp.

Pero lo verdaderamente importante es que Exxon tiene en España una discreta sociedad que mueve cifras realmente multimillonarias.

Las cuentas consolidadas de ExxonMobil Spain en el 2.009 dieron un resultado de 5.333 millones de euros, frente a los 4.573 millones del 2.008. No sólo no pagó impuestos en ninguno de los dos ejercicios sino que en el 2.009 tuvo un crédito fiscal de 1,5 millones de euros.

¿Cómo puede suceder esto? En los años noventa se creó en España un régimen de sociedad “holding” con una tributación privilegiada, por la cual se impide la doble tributación internacional. O sea que los beneficios que genera una empresa en una filial no deben pagar impuestos dos veces, en la propia filial y en la casa matriz.

Tanto las empresas como los asesores fiscales utilizan estos resquicios que ofrecen los paraísos fiscales y algunos países con “jurisdicciones respetables” y logran un efecto contrario y muy beneficioso para ellos: apenas pagan impuestos ni en el país de origen ni en el de destino de los fondos.

El régimen en España es favorable y está muy bien visto gracias a algunas “cautelas”, como que las filiales de las ETVE no estén en paraísos fiscales, salvo que sean de la Unión Europea.

Esto funciona de tal manera que en España muchas de las empresas que usan este método tienen un solo empleado. El de Exxon Mobil cobró en el 2.009 un sueldo de 44.000 euros anuales, lo que no parece mucho para una empresa que ganó más de 5.300 millones de euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies