Estamos en presencia de un nuevo récord en el precio de los alimentos

Continúan aumentando en todo el mundo las dificultades para poder acceder a los alimentos que forman el nivel básico de la alimentación humana.

Además de la carestía de los combustibles derivada de las graves revueltas en los países petroleros árabes, el tema de los alimentos también ejerce una ascendente presión sobre todos los parámetros de la economía internacional.

Esto ya sucedió en el verano europeo del 2.008 y desembocó en graves protestas de países como Mauritania, Camerún, Haití y Bangladesh, todos con grandes problemas de alimentación de la población.

Ahora la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advirtió que los productos alimenticios de primera necesidad volvieron a alcanzar en febrero y por tercer mes consecutivo niveles de precios récord, inclusive mayores a los de junio de hace tres años.

Para peor, las perspectivas no apuntan precisamente a un cambio de tendencia en el corto y mediano plazo.

La FAO, dependiente de la Organización de Naciones Unidas, establece un índice con el promedio de las exportaciones de carne, granos, lácteos, aceites, grasas y azúcar. En junio del 2.008 ese índice llegó a los 213 puntos.

De acuerdo a los últimos datos publicados por el organismo, ese índice cerró en febrero de este año con un valor de 236 puntos, incluso un 2,2% por encima del dato de enero del 2.011. Esto está atribuido a “factores externos” como el precio del petróleo, la cotización de las principales divisas mundiales y una creciente inestabilidad política en todo el planeta.

De cara al futuro, la FAO advierte que los pronósticos auguran todavía más subidas en el precio de los cereales, en momentos en que en Europa y todo el hemisferio norte se comienza a evaluar y valorar las próximas cosechas.

El marco generalizado en todo el mundo es de creciente demanda de alimentos y de una constante caída en la producción por diversos factores que van desde las sequías en Rusia el pasado verano a las recientes y muy graves inundaciones en Australia. Esto hará que la producción mundial de granos bajará este año de manera agresiva, con el consiguiente repunte de los precios de los mismos, por el tradicional principio de oferta y demanda.

Cuantos menos granos haya, más alto será su costo.

Hasta que en abril no se sepa el resultado de las nuevas cosechas, todo será incertidumbre y no se esperan grandes correcciones en los precios de los granos a nivel global.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies