Al parecer el BCE subirá los tipos de interés el mes próximo

Jean Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo, advirtió en las últimas horas que el alza de los precios se ha producido por el encarecimiento de las materias primas, algo que hará que la inflación llegue a superar el 2% para fines de este año.

Es por esto que, debido a que el BCE debe mantener la subida de precios en alrededor de ese 2%, la institución mantendrá una fuerte vigilancia de la inflación y actuará “cuando sea necesario”.

Afirman los entendidos que con estas palabras el banquero francés está anunciando una subida de los tipos de interés antes de lo que se preveía, que era en el próximo otoño.

Pero con la decisión con que habló el alto funcionario, no se descarta que esa subida tenga lugar el próximo mes de abril.

Nada de esto fue desmentido por Trichet, aunque se conoce la política del BCE de no adelantar sus movimientos.

Sus palabras parecen reafirmar los hechos. Ya ha dicho que “nuestra principal responsabilidad es evitar los efectos de una segunda vuelta en la inflación”.

Si esta segunda vuelta inflacionaria se concretara, echaría por tierra los dichos de Trichet de hace apenas un mes, cuando aseguró que la inflación, que en febrero cerró en un 2,4%, “era temporal”.

Si la subida de los precios pasase a ser de puntual a permanente, este hecho pondría en riesgo la incipiente recuperación económica de la Unión Europea y la Eurozona.

El BCE revisó sorpresivamente al alza sus previsiones de crecimiento, al igual que la Comisión Europea.

Mientras que antes esperaba que el PIB de la Eurozona subiese entre un 0,7 y un 1,7%, ahora las previsiones al alza no son inferiores al 1,3% en el transcurso del 2.011.

Para el 2.012 las previsiones de crecimiento van ahora desde el 0,8 al 2,8%.

Pero siguiendo con el espinoso tema de la inflación, si hasta estas semanas se esperaba una tasa anual de alrededor del 1,1%, ahora se cree que llegará al 2,3%, con lo que se superaría el objetivo fijado para este año, el que por mandato de las naciones partícipes debe hacer cumplir.

El hecho de que en todas estas especulaciones no se tenga en cuenta el problema suscitado con el precio del petróleo por la crisis de los países árabes, añade más incertidumbre sobre el futuro de los precios y le da al BCE más argumentos para tomar decisiones rápidas y en algún sentido “drásticas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies