En Estados Unidos hay menos de 9% de parados por primera vez desde mayo del 2.009

Los famosos “brotes verdes” de los que tanto se habló cuando se trataba de explicar la recuperación de la crisis global en los Estados Unidos han vuelto a aparecer en el mercado laboral.

El tema es que la economía estadounidense sumó 192.000 empleos netos en el pasado mes de febrero, lo cual es el triple de los contratos efectuados en enero, aún después de haberse revisado al alza los nuevos empleos de ese mes.

Es así que la tasa de parados bajó entonces 0,1%, ubicándose entonces en el 8,9%, contrariamente a lo que se esperaba en los medios cercanos a Wall Street.

El economista jefe de la Casa Blanca Austan Goolsbee reconoció los guarismos como “un dato verdaderamente prometedor”, ya que es la primera vez en casi dos años que la tasa de parados se ubica por debajo del 9%.

Además el especialista sostuvo que la recuperación está ganando en solidez y que la economía de los Estados Unidos vuelve a demostrar que puede mantenerse por sí sola.

El índice de parados cayó casi 1% en los últimos tres meses, lo que constituye la mejora más rápida observada de 30 años a esta parte.

Pero de cualquier manera, casi 14 millones de desocupados siguen siendo un número demasiado alto, y de acuerdo a declaraciones de altos funcionarios de la Reserva Federal lo más preocupante es que de esa cifra 6 millones sean parados de larga duración.

Es por esto que la Casa Blanca decidió invertir de forma sostenida en la creación de empleo. Porque a esos parados deben sumárseles otros 8.300.000 empleados que están trabajando a “tiempo parcial”, y además hay 2.500.000 de estadounidenses que ya no buscan empleo de forma activa.

Todos estos datos llevan la tasa de subempleo a casi el 16% de la población económicamente activa.

Ningún entendido en el tema laboral duda que el paro va a volver a subir cuando estas personas que se encuentran al margen del mercado laboral vuelvan a solicitar un empleo de manera explícita y contundente.

La mayoría de los economistas coinciden en que hay una mejoría gradual en las condiciones del mercado del empleo, pero dudan por la rapidez de esa mejoría, a la cual no consideran buena como para que sea realmente una buena noticia a largo plazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies