El Banco de España dio a conocer las exigencias a Cajas y Bancos

Casi dos meses después de haber anunciado la recapitalización financiera, finalmente el Banco de España aclaró una de las mayores incógnitas al respecto, es decir la cantidad de dinero que tanto Cajas como Bancos necesitarán para hacer frente a las nuevas exigencias.

En definitiva ninguno de los ocho grupos de Cajas que se agruparon alrededor del SIP cumplen con los requisitos, y tampoco lo hacen cuatro Bancos, dos de ellos extranjeros.

Entre todos se estima que necesitarán alrededor de 15.152 millones de euros, una cifra inferior a la que había estimado el gobierno en su oportunidad, y también por debajo de las estimaciones de dos de las tres agencias calificadoras de riesgo más presentes en el mercado internacional.

Tampoco alcanzan los cálculos de los organismos multinacionales, por lo que es probable que esta cifra despierte ciertas dudas entre los inversores extranjeros.

Entre las entidades precisadas de fondos se destacan Bankia, que con una necesidad de 5.775 millones de euros es la entidad que más dinero tendrá que reunir, y entre las Cajas Novacaixagalicia que según la entidad que preside Fernández Ordóñez prácticamente deberá duplicar su capital para cumplir con los nuevos mínimos exigidos.

La meta en ambos casos es alcanzar el 10% de capital básico, es decir la relación entre el capital y los activos de riesgo. Este es el objetivo que impuso el Gobierno a las entidades que no tienen inversores particulares o poseen necesidades de inversión mayorista superiores al 20%.

Por esta razón es que en este grupo caerán la mayoría de las Cajas españolas.

Pero el supervisor recordó también los planes de Bankia de colocar todo su negocio financiero en la Bolsa de Valores, con lo que sus necesidades de dinero pasarían de los 5.775 millones antes mencionados a sólo 1.795 millones de euros.

El Banco de España cree que hay al menos otros seis grupos de Cajas que deberán subir sus recursos, ya sea vendiendo participaciones industriales, acudiendo al mercado para conseguirlos o pidiéndolos al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el que ya inyectó poco menos de 12.000 millones de euros sólo en las Cajas desde su creación en el año 2.009.

De hecho, recurrir al Fondo traerá como consecuencia directa la entrada del Estado en el capital accionario de los Bancos o Cajas que lo requieran.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies