Por una razón u otra, el IPC continúa en subida en España

Durante el pasado mes de enero se debió el incremento de las tarifas de los servicios públicos, con la luz a la cabeza.

En febrero la causa fue la subida del precio del petróleo, que pasó los 100 dólares por barril y contribuyó al aumento de los combustibles.

Además en ambos meses los alimentos y el tabaco ayudaron con su encarecimiento respecto del año anterior.

Lo cierto es que en la primera parte de este año 2.011 la inflación volvió a aparecer en la escena de la economía de España, con una tasa que en febrero fue del 3,6% en su comparación interanual, de acuerdo a lo que informó el Instituto Nacional de Estadística.

En el último semestre, la subida del IPC se ha duplicado para volver a valores que no se encontraban desde la segunda mitad del 2.008, cuando se produjo la anterior escalada de las materias primas.

De acuerdo a lo manifestado por el Instituto Flores de Lemus, que depende de la Universidad Carlos III de Madrid, los expertos en la materia habían anticipado que el envión de los precios llegaría a su techo en Febrero.

En realidad la mayoría de las previsiones estuvieron acertadas con respecto a la evolución del IPC, pero lo que ahora nadie puede asegurar es que esta nueva onda inflacionista haya terminado. Sobre todo con respecto al precio del crudo, ya que se teme que las revueltas en Libia puedan extenderse a otros exportadores estratégicos, llevando el precio del barril en el mes de marzo a cerca de 115 dólares.

Lo concreto es que ya nadie duda del gran protagonismo del alza del precio del petróleo en el repunte de la inflación en España y en otros tantos países.

En territorio español el transporte acumula una variación interanual del 10%, muy cerca del máximo alcanzado en el 2.008 con el precio del barril de crudo en casi 150 dólares y duplicando los valores del resto de la Eurozona, donde la subida promedia el 5%.

Con estas nuevas subidas de precios, el diferencial de España con respecto a la zona euro vuelve a recorrer los caminos de antaño y la brecha nuevamente se acrecienta.

Una inflación muy cercana al 4% con tasas de crecimiento mínimas constituye una combinación muy peligrosa a pesar de que el Ministerio de Economía asegure que la subida de los precios muy pronto se moderará.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies