La UE reforzará el fondo de rescate, pero el ajuste social será tremendo

A fines de la semana pasada se reunieron los líderes del grupo del euro y los resultados obtenidos para estabilizar la moneda única europea al parecer fueron mejores de lo previsto.

Finalmente se cumplieron los deseos y objetivos que se habían planteado los gobiernos de Alemania y Francia. Las dos naciones aceptaron subir la dotación del Fondo de Rescate y aumentar la flexibilidad para su uso en caso de ser necesario.

A cambio de estas concesiones se llegó a un acuerdo para implementar el duro ajuste social que implica la aceptación total del Pacto del Euro, el que anteriormente fue el Pacto de Competitividad.

En este contexto Grecia obtuvo una sustancial rebaja en las condiciones de los créditos de ayuda a otorgar por la Unión Europea al aceptar nuevos sacrificios y ajustes.

También Portugal y España se comprometieron a realizar más ajustes y reformas. Al respecto el presidente del gobierno español Rodríguez Zapatero aseguró que “seguramente haremos algunas reformas más que pienso concretar en el próximo Consejo del 24 y 25 de marzo próximos”.

Grecia deberá aplicar más rigurosidad en las reformas estructurales y completar el programa de privatización por un monto de 50.000 millones de euros. A cambio de esto se le rebajó 1% el tipo de interés de los préstamos de ayuda, del 5,2 al 4,2%, ampliando a su vez el vencimiento de los mismos a siete años y medio, lo que supone un ahorro de 6.000 millones para el gobierno heleno.

La mayor polémica de la reunión la provocó Irlanda. Su nuevo primer ministro Enda Kenny pedía también una baja de los intereses de los créditos de ayuda de la UE, pero después de un duro enfrentamiento con Nicolas Sarkozy se fue con las manos vacías, al no haber aceptado una subida del impuesto de sociedades.

El presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy señaló que “los irlandeses no cumplieron todas las condiciones, por lo que no se pueden beneficiar con los tipos reducidos por el momento”.

El ya famoso Pacto del Euro implica un compromiso por parte de los países de realizar grandes reformas y ajustes, con revisión anual de los resultados.

Se va a poner especial énfasis en el tema del acuerdo de salarios, negociaciones colectivas y mecanismos de indexación.

Se acordó también que en junio del 2.013 el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) sea reemplazado por otro de carácter permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE), que contará con una dotación inicial de 500.000 millones de euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies