La Cepal está preocupada por los efectos del terremoto en Japón sobre la economía de la región

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), mostró a través de su secretaria ejecutiva, la mexicana Alicia Bárcena, la preocupación acerca del comercio y las inversiones de Japón en Latinoamérica como consecuencia del terremoto y tsunami que asolaron al país asiático el 11 de marzo pasados.

Bárcena aseguró que no caben dudas de que más allá de los posibles problemas que se presenten en el comercio latinoamericano con Japón, el desastre natural que sufrió la tercera potencia económica del mundo tendrá un efecto negativo sobre toda la economía global.

La contracción económica que no se sabe a ciencia cierta por cuánto tiempo va a permanecer en la economía japonesa seguramente va a afectar el comercio mundial, cambiando los actuales niveles de relaciones comerciales entre los países de por ejemplo Latinoamérica y la Eurozona con uno de los dos grandes protagonistas asiáticos de la economía mundial junto con China.

Bárcena explicó en declaraciones a la agencia de noticias Efe que Japón mantiene en la actualidad un triángulo “muy virtuoso” con la región, mediante el cual se interrelacionan el comercio, las inversiones y la cooperación tecnológica.

Agregó que es posible que, al igual que con la región europea, haya un profundo cambio en la forma en que se va a dar la relación de los japoneses con los principales bloques del mundo. Probablemente este año se vaya a hacer más hincapié en el área de cooperación técnica.

Cuando seguramente en el segundo trimestre de este año empiece la reconstrucción de la zona devastada en Japón por los fenómenos naturales que tantos estragos produjeron, podría haber un gran incremento en la demanda de ciertas materias primas como el acero y el cobre, lo que puede traer sustanciales cambios en sus cotizaciones a nivel mundial.

Reconstruir las grandes zonas afectadas de Japón va a involucrar sin dudas tareas en puertos, zonas cercanas al litoral marítimo y también muchas zonas urbanas, lo que sin dudas será un estímulo para el envío de materias primas provenientes del área latinoamericana a la región.
Habrá que esperar al menos unos meses para ver cómo evoluciona la nueva balanza comercial japonesa para con casi todos los países del mundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies