Las oficinas de la banca española se reducen y vuelven a los niveles del 2.005

Tanto el sistema financiero de España como el de la gran mayoría de los países ha debido modificarse y adaptarse a las nuevas reglas de juego que se derivaron de la crisis económica global.

El reacomodamiento no es sólo interno, que muchas entidades han debido cerrar sus puertas o recurrir a la fusión con otras para dar origen a nuevas que puedan hacer frente con mayores posibilidades de éxito a la complicada situación.

El cierre de oficinas existentes por la fusión trajo aparejado que las 43.164 sucursales de todas las instituciones financieras con que contaba el sistema a fines del año pasado haga que se haya regresado a la cantidad de oficinas que existían en el año 2.005, de acuerdo a los datos oficiales que dio a conocer el Banco de España.

En el 2.005 el floreciente panorama inmobiliario hizo que en paralelo se abrieran muchas oficinas para cubrir la apertura de nuevos barrios y centros residenciales con un principal, sino el único, objetivo: vender más hipotecas.

Pero la venta de viviendas ahora y desde hace un tiempo se ha frenado casi totalmente, reduciendo drásticamente los márgenes del negocio, con lo que ahora la premisa es el cierre o la fusión de sucursales y entidades, como lo viene reclamando con ahínco el Banco de España.

Como consecuencia de este proceso de readaptación a la nueva situación, en el 2.010 los Bancos, Cajas y Cooperativas de crédito cerraron casi 1.200 sucursales, todavía un 24% menos de las cerradas en el 2.009.

Se espera que para el 2.011 en curso el número de cierres vuelva a crecer a medida que se vayan implementando las nuevas fusiones que se están materializando entre las Cajas.

La fusión y transformación de Cajas en Bancos, como el caso de la intervenida Caja Castilla-La Mancha, ahora Banco CCM, también modificó las estadísticas, ya que el pase de las oficinas de las dos Cajas al sector bancario hizo crecer el número de sucursales de este último en detrimento de las sucursales de las Cajas.

Concretamente, los Bancos subieron en el 2.010 su número de oficinas, pero éste sigue siendo muy inferior al de las Cajas, es una proporción de 15.000 a 22.000 respectivamente, a pesar de que el mercado financiero español se reparte en proporciones casi iguales entre Bancos y Cajas.

La crisis varió el panorama del sistema financiero, que todavía no terminó de reacomodarse y sigue en proceso de reestructuración y cambio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies