Al parecer el conflicto en Libia no afecta el suministro de crudo a nivel mundial

Con el comienzo de la ofensiva aérea de los aliados sobre territorio de Libia se volvió a manifestar la tendencia al alza del precio del petróleo.

Recordemos que Libia es el tercer mayor productor de África, el más importante de la región norte del continente y que además el petróleo que yace en su subsuelo es de muy buena calidad, por lo que su transformación en carburantes no es tan costosa.

Pero los inversores y los países que importan crudo de Libia, como es el caso de España, temen una eventual extensión del conflicto a otros países productores, porque si esto no se produce hay naciones de la OPEP como por ejemplo Arabia Saudí con capacidad de exportación suficiente como para suplantar al petróleo libio mientras dure el conflicto.

Lo concreto es que el barril de crudo Brent, que es el que se utiliza en Europa, llegó el lunes 21 a tocar los 116 dólares por barril, cada vez más cerca del récord de finales de febrero de casi 120 dólares.

Con respecto al impacto del conflicto en España, las importaciones de crudo provenientes de Libia, país en el que está presente con Repsol, representan un 10% del total de crudo importado por el país y por ahora esa cantidad la está suplantando Arabia Saudí.

Los números indican que los españoles importan anualmente de Libia algo más de 5 millones de toneladas de crudo, cuando el consumo total del país es anualmente de poco más de 52 millones de toneladas.

Inversamente, la presencia de las empresas españolas en Libia es casi formal, ya que las ventas al país africano llegan apenas a los 2.500 millones de euros.

Los países que más petróleo compran a Libia son Italia, el mayor socio comercial del gobierno de Gadafi, Alemania con un 14% de sus necesidades, mientras que Francia y China al igual que España le compran a Libia alrededor del 10% del petróleo que necesitan.

En cuanto a los países a los cuales España les compra crudo, por delante de Libia sólo se encuentran Rusia, con algo más de 8 toneladas anuales e Irán, con unos 6,2 millones de toneladas por año.

También se importa en España crudo desde Arabia Saudí, México y Nigeria.

Todo parece indicar que en caso de extenderse este conflicto en el tiempo, al menos en los papeles España tiene fuentes alternativas de donde abastecerse para la compra del crudo necesario para el uso en su territorio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies