A Cajastur y CAM se les acaba el tiempo para decidir si rompen o no la fusión

La tensionante situación que se ha creado entre Cajastur y Caja Mediterráneo tiene una fecha límite que les ha impuesto el Banco de España: el 30 de este mes, es decir mañana.

Este es el plazo que el emisor les dio para que alcancen un acuerdo acerca de si siguen adelante con el proceso de fusión o presentan un nuevo proyecto.

Es mañana 30 cuando caja Caja celebrará su respectiva asamblea para aprobar el traslado de activos al Banco Base.

En ese momento, salvo que antes se produzca una ruptura o un acuerdo definitivo, se sabrá si hay consenso en las valoraciones de los activos con los que la entidad con sede en Alicante va a participar en el Banco Base, donde además de Cajastur también están Caja Cantabria y Caja Extremadura.

En caso de concretarse este proyecto será de gran importancia para todo el sector financiero de España, ya que la fusión dará origen a la tercera entidad en importancia, con más de 124.000 millones de euros de activos.

Aquí el problema radica esencialmente en la valoración de los activos. Los asturianos pretenden que la CAM tenga una representación del 27% del Banco Base frente al 40% que se había pactado en un principio. Y la razón de esta rebaja es la gran cantidad de activos dañados, de acuerdo a trascendidos de fuentes asturianas. En Alicante, por el contrario, no se quiere reducir lo pactado y mantienen sus pretensiones del 40% de participación.

Si no se llegase a un acuerdo y se produjese la ruptura, la CAM podría ser absorbida por la Caixa, el Santander o el BBVA. Y en caso de no producirse ninguna de estas posibilidades, sería el propio Banco de España el que nacionalizara la CAM.

Pero a pesar de todas estas alternativas nada es tan sencillo, porque para el Banco Base también sería un problema perder a la CAM, ya que en ese caso pasaría a ser una entidad mediana de alrededor de 55.000 millones de euros de activos.

Un consejero de la entidad de Alicante resumía el sábado la situación afirmando que “peor, imposible”, ante el evidente intento de Cajastur de aumentar su cuota de poder a costa de la CAM.

A pesar de todo, los directivos de la CAM insistían en las últimas horas en que la mejor salida para todos, incluido el Banco de España, era mantener el acuerdo de fusión y darle el envión definitivo el próximo miércoles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies