Por el nuevo sistema de financiación de las comunidades, el superávit del Estado bajó considerablemente

El nuevo sistema de financiación de las comunidades autonómicas que se puso en marcha recientemente resultó muy beneficioso para ellas, ya que de esta forma sube su participación en los ingresos impositivos.

Pero al mismo tiempo redujo el superávit del Estado a 1.900 millones de euros hasta el mes de febrero, de acuerdo a lo que informó recientemente el secretario de Estado de Hacienda Carlos Ocaña.

Esta cifra resulta ser un 43,5% menor a la del mismo período del año pasado, porque el nuevo modelo arrancó en el mes de marzo, pero sin embargo en este ejercicio está vigente ya desde enero, lo que hace que la comparación no deba considerarse muy fidedigna.

De cualquier forma, Ocaña recordó que los datos del primer bimestre del 2.011 no resultan ser representativos de la realidad porque el Presupuesto todavía no empezó a ser ejecutado.

Además, comparando ambos comienzos de año en términos de descontar las mayores transferencias a cuenta que se realizaron a las comunidades, los excedentes de la Administración Central resultarían ser este año 600 millones superiores a los del 2.010.

Lo concreto es que los gastos del Estado que se registraron hasta febrero y que son derivados en su mayor parte del ejercicio anterior, dan como resultado un desembolso de 22.600 millones de euros, un 6,4% menos que en el año anterior.

Pero también se redujeron los ingresos en un 10,9% hasta los 24.500 millones de euros.

Analizando la situación impositiva, y esperando que comiencen a entrar a las arcas públicas partidas importantes, lo recaudado por el conjunto de las administraciones fue de 33.525millones de euros, un 0,7% menos que el año pasado.

Entonces resulta que el conjunto de ingresos cayó hasta los 35.233 millones, habiendo Economía explicado que esto se debe al distinto calendario de vencimientos de la deuda pública y al gran ritmo que están teniendo las devoluciones.

Se destaca el avance en la recaudación del IVA, que a diferencia de lo que ocurría a comienzos del año 2.010 ahora está en el 18% en su carga general y en el 8% en el tipo reducido.

Finalmente, en términos de caja, donde se computan los ingresos y pagos efectivamente realizados y no los comprometidos como hace la contabilidad general, aquí el superávit se convierte en un déficit de casi 5.600 millones de euros. La cifra es, de cualquier forma, inferior a los 7.759 millones de déficit que se registraron en el mismo período del 2.010.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies