Mario Draghi tiene el  aval de Francia para presidir el BCE

Cuando a finales de octubre cambie la presidencia del Banco Central Europeo y Jean-Claude Trichet deje su cargo, todos esperan ver el rumbo que ha de tomar la economía de la región, si se mantendrá el actual o se implementarán cambios que puedan afectar a los países de la Eurozona.

Y el actual gobernador del Banco de Italia Mario Draghi se transformó en estas horas en el máximo candidato a ocupar ese importantísimo cargo.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, le ofreció su apoyo formal en forma pública al candidato italiano después de la cumbre bilateral que celebró en Roma con el jefe del gobierno itálico Silvio Berlusconi.

De acuerdo a las textuales palabras del presidente francés, “Francia estará encantada de apoyar a un italiano a la presidencia del BCE en la persona de Mario Draghi, a quien conozco muy bien”.

Agregó Sarkozy que su apoyo no es porque sea italiano, sino porque “es un hombre de altos valores que además de eso, nació en Italia”.

Este inesperado apoyo público, si se lo interpreta en clave política, podría ser una concesión de los franceses al gobierno italiano con el objeto de bajar las tensiones que se vivieron en las últimas semanas entre ambas naciones por la crisis de los inmigrantes tunecinos que Francia no quiere aceptar, sumado al creciente recelo de los italianos ante la reciente compra de varias empresas de su país por parte de grupos galos.

No se debe olvidar la fundamental importancia que tendrá el futuro presidente del BCE para la marcha de la economía de la zona en tiempos en que todo se está reacomodando, con todavía bastantes inconvenientes, tras el paso de la crisis económica global de fines del 2.008.

Sarkozy agregó a la prensa que de ser electo Draghi, Italia no podrá quejarse de no tener mandatarios en las instituciones europeas, y añadió que, en contrapartida, estaría “muy feliz de oír al presidente Berlusconi decir que naturalmente apoyaría la candidatura de un francés para el Consejo del BCE”.

Draghi dirige el Banco de Italia desde el año 2.006 y adquirió fama internacional durante la crisis global actuando como presidente del Consejo de estabilidad Financiera que creó el G-20.

Alemania parece también respaldar su candidatura y Draghi demostró en las últimas semanas sus preferencias por una política económica muy del estilo alemán, lo que podría allanarle el camino a la presidencia del BCE.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies