Las quiebras empresariales y familiares, un nuevo récord

La actividad económica en España sigue muy débil y tampoco el sector inmobiliario da señales de recuperación. Sobre todo estas causas provocaron un lamentablemente nuevo récord en la cifra de empresas y particulares que se declararon en concurso de acreedores por su insostenible nivel de deudas y sus graves dificultades para hacer frente al pago de las mismas.

Entonces optaron por declararse en quiebra, lo que siempre se dio en llamar “suspensión de pagos”.

Lo concreto es que las sociedades o familias que tomaron esta decisión alcanzaron, a más de tres años del comienzo de la crisis global, un número nunca antes visto desde que se comenzó a tomar este estadística en el 2.005, llegando a los 1.803 casos en el primer trimestre del año, un 6% más que en igual período del 2.010.

Antes de esto, el máximo trimestral se había alcanzado en el segundo trimestre del 2.009 con 1.762 quiebras, lo que ya era todo un récord frente al promedio de 250 concursos trimestrales que se registraban antes del inicio de la crisis económica.

De acuerdo a lo informado por el INE, la cifra de empresas insolventes subió en tasa interanual en un 8,3% hasta las 1.552, mientras que los particulares que recurrieron a este procedimiento cayeron un 7% para totalizar 251 casos.

Analizando un poco la situación, se puede ver que el 60% de las sociedades que entraron en suspensión de pagos en el primer trimestre del año eran consideradas pequeñas, porque su volumen de negocios era inferior a los 2 millones de euros anuales. Eran además en su gran mayoría S.R.L. y en cuanto al rubro que desempeñaban se destacan netamente las empresas inmobiliarias residenciales, con el 25% de las quiebras.

Si se toman en cuenta además las empresas constructoras, representan el 33% del total, es decir una de cada tres.
Detrás de estas empresas se ubican la industria en general y el comercio.

En cuanto a la clase de procedimiento, los abreviados subieron casi un 10% al tiempo que los ordinarios, más lentos, cayeron un 29%.
Otro dato interesante dice que del total de concursos presentados, sólo un 1,6% iba acompañada de una propuesta anticipada de plan de pagos y viabilidad, lo que muestra la poca posibilidad que tienen las sociedades para salir del estado de insolvencia y evitar la liquidación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies