La entrada en recesión de los japoneses es más fuerte de lo que se estimaba

Los catastróficos terremoto y tsunami que azotaron Japón el pasado 11 de marzo le dieron un golpe de “Knock out” a la débil economía del país, que entró en recesión en el primer trimestre de este año al caer un 3,7% en tasa anualizada, lo que implica casi el doble de lo que los analistas habían previsto.

Ambas catástrofes,  agravadas por el posterior colapso de la central nuclear de Fukushima, dejaron paralizado el aparato productivo japonés y provocó una clara y nefasta caída en el consumo interno de los hogares nipones.

Así es que el nivel de la economía del país retrocedió a los niveles que tenía en el año 1.991.

Ya Japón había cedido el año pasado su puesto de segunda economía mundial a China, y ahora ve como su PIB cae un 0,9% intertrimestral durante los tres primeros meses del 2.011. Si a esto le sumamos la caída del 0,75% del PIB que se produjo en el último trimestre del 2.010 se explica el por qué de la entrada en recesión.

El ministro de economía nipón Kaoru Yosano reconoció la debilidad actual de la economía de su país y dijo esperar que esta debilidad permanezca por el momento, pero también aseguró que la demanda de bienes de consumo se está recuperando lenta pero firmemente, lo que espera que impulse nuevamente el crecimiento en el segundo trimestre del año.

“La economía tiene la fuerza para recuperarse”, declaró el ministro tras describir la contracción como un “fenómeno temporal”.

Las previsiones del gobierno japonés son compartidas por los organismos internacionales como el FMI, que aunque rebajó los pronósticos para el presente año, subió los del año próximo debido a los efectos positivos de las tareas de reconstrucción.

El mayor problema para el país es la caída del consumo hogareño debido a las catástrofes naturales que azotaron al país, más teniendo en cuenta que al igual que en los Estados Unidos y varios países de Europa este consumo representa casi el 60% de la economía japonesa.

El segundo pilar de la economía de Japón es el comercio y las exportaciones. Por los hechos mencionados éstos cayeron un 34% en marzo frente al mismo mes del año anterior.

A pesar de los datos, se espera que el Banco de Japón mantenga la política monetaria actual, pero el organismo está listo para actuar si los daños resultan mayores de lo esperado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies