Al parecer Telefónica ampliará el ajuste de plantilla de tres a cinco años

La empresa Telefónica tiene en estudio ampliar la vigencia del ERE que va a presentar esta semana y que afectará al 25% de su plantilla en España de tres a cinco años.

De esta manera la compañía busca acercarse al menos a los sindicatos mayoritarios para mejorar la negociación de las condiciones de los empleados que se acojan al expediente de regulación de empleo., de acuerdo a trascendidos que provienen de las fuentes de la empresa que se encargan de las negociaciones.

Por su parte los sindicatos ya anunciaron la necesidad imprescindible de correlativizar la negociación del nuevo convenio colectivo, que se inició hace unos quince días, con la del ERE, todavía no iniciada.

Al parecer lo que buscan los sindicalistas es que a cambio del sacrificio que implican las bajas laborales, se arranque con un convenio de larga duración que asegure tanto la estabilidad como las condiciones salariales de la plantilla que permanezca en la empresa.

Si la ampliación pasa de treinta y seis a sesenta meses, podría variar también la cantidad de trabajadores incluidos en el ERE. El presidente de Telefónica España aseguró en Londres que afectaría sólo al 20% de la plantilla, alrededor de 6.000 trabajadores, pero todo indicaría que ese número puede llegar a ampliarse.

En todo caso, y por tratarse de un retiro voluntario, el número exacto no se conocerá hasta tanto no se venza el plazo y se terminen de apuntar los trabajadores interesados.

La solución al conflicto podría pasar por subir el plazo de tres a cinco años para que los trabajadores que así lo deseen puedan acogerse al ERE y al mismo tiempo firmar un convenio también por sesenta meses en lugar de uno más corto como quiere hacer originalmente la empresa.

De ser así, se aseguraría que una vez vencido el ERE, en los dos años siguientes no habría más ajustes laborales, más allá de la situación a futuro de Telefónica de España.

Este pacto facilitaría el acuerdo sobre las condiciones de salida de la empresa de aquellos empleados que se acojan al ERE. Lo único que por el momento se conoce acerca de estas condiciones es que la medida se va a llevar adelante bajo los denominados principios de “voluntariedad, universalidad y no discriminación”.

Esto es lo que aseguró César Alierta en la junta general de accionistas de mediados de la semana pasada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies