El grupo ACS entra en conflicto con Iberdrola

El grupo ACS (Actividades de Construcción y Servicios) es el primer accionista de la compañía eléctrica Iberdrola, de la cual posee casi el 20 % del capital accionario.

Y el secretario general del grupo, José Luis del Valle, afirmó hace pocas horas que los cambios que Iberdrola tiene pensado llevar a cabo tendrían como consecuencia directa la negación de los derechos de los accionistas.

Es por esto que en el transcurso de la junta general de accionistas que se celebró en la ciudad de Bilbao, del Valle dijo que ACS se reserva, al igual que lo hizo efectivamente el año pasado, el derecho a la impugnación de la junta ante las autoridades pertinentes.

El grupo ACS acusó al presidente de la eléctrica Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, de estar decidido a impedir por todos los medios a su alcance el acceso de ACS al consejo de administración.

Del Valle se ha venido oponiendo sistemáticamente a la modificación de los estatutos de la empresa por la cual se limitaría el número de consejeros de 15 a 14, y deja muy en claro que el grupo que es presidido por Florentino Pérez no va a dar el brazo a torcer con Sánchez Galán. Las diferencias van a ser ventiladas en los tribunales que correspondan o en cualquier otro estrado donde pueda hacer valer la importancia de la posición lograda dentro del capital accionario de Iberdrola.

De hecho en ACS esperan ansiosamente al 1º de julio, cuando entrará en vigencia la nueva Ley de Sociedades Anónimas, por la cual en el caso de Iberdrola ACS tendrá voto por su paquete accionario y no sólo por el 10% que hasta ahora marcan los estatutos.

El secretario general de ACS aseguró que «No tenemos más remedio que anunciar el voto negativo por intentar evitar la presencia del accionista mayoritario de la compañía», agregando que apoyar la iniciativa constituiría «un voto de confianza por anticipado que ni puede ni debe concederse».

Del Valle también señaló los inconvenientes surgidos de la presencia de sendos representantes de la BBK en los consejos de administración de Iberdrola y Repsol, por una posible “incompatibilidad” por la semejanza en ciertos aspectos de ambas compañías.

Añadió que si Iberdrola aplicase a BBK el mismo criterio que a ACS, el consejero de BBK en la compañía eléctrica debería dejar su lugar en el máximo órgano de gestión de la empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies