Los inversores vuelven a mirar a la deuda española

Todos los mercados financieros están expectantes por la resolución del tema de cómo se va a articular el segundo plan de rescate a Grecia. Nada de esto esfácil, por ejemplo después de que el miércoles pasado por ejemplo Moody´s hundiera la nota de solvencia de la deuda griega al nivel de bono basura.

Y en este ambiente de incertidumbre total el Tesoro de España volvió a acudir al mercado de deuda con una nueva emisión de bonos. Esta vez logró el objetivo máximo que se había propuesto al colocar bonos por 4.000 millones de euros, aunque para esto debió subir la rentabilidad ofrecida por uno de los dos títulos que sacó al mercado con el objeto de disipar las dudas de los inversores acerca de la situación real de los países periféricos.

Lo concreto es que el Tesoro público colocó 2.753 millones a tres años de plazo con un interés “marginal” del 4,051%, y otros 1.200 millones de euros a un plazo de cinco años y un tipo de interés del 4,244%.

La demanda mostró un incremento significativo del interés de los inversores, quienes parecen haber aumentado su “apetito” por la deuda española. En los bonos a tres años, frente a la ratio de cobertura de 1,8 veces de abril, la relación se ubicó en estos días en 2,48 veces. En los bonos a cinco años, también la mejora se produjo pasando del 1,86 de mayo el 2,80.

En la última subasta que se realizó el 24 de mayo pasado, el Tesoro español pudo por fin reducir el interés a pagar por los nuevos títulos. Debemos recordar que en aquella ocasión, que fue la primera después de las elecciones, se vendieron 2.300 millones de euros en letras a tres y seis meses.

La reciente emisión fue recibida de manera positiva por el mercado. En las distintas Bolsas, el Ibex moderó sus pérdidas iniciales al conocerse el resultado de la operación de colocación de bonos. Y también se animaron las compras en el resto de las plazas de referencia europeas.

El jueves de la semana pasada al mediodía, el selectivo Ibex 35 caía un 0,9% llegando a los 10.330 puntos. El euro, por su parte, mantenía la subida de las últimas horas y cotizaba a 1,44 dólares por unidad.

En los mercados secundarios de deuda, que son los lugares donde se negocian los títulos una vez que fueron emitidos, también la tónica imperante en los últimos días era de mejoras, aunque muy leves.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies