Ignacio Fernández Toxo carga contra las bancas alemana y francesa

El secretario general de CC OO Ignacio Fernández Toxo acusó principalmente a la banca de Alemania y en segundo término a la de Francia de “estar detrás” de los cambios que Bruselas propició en mayo del año pasado en su estrategia para luchar contra la crisis económica, la que se saldó hasta ahora con más paro y mayores dificultades para solucionar los graves problemas que todavía persisten.

Y al igual que el ministro de Trabajo de España, Valeriano Gómez, hizo responsable al sistema financiero de alentar la burbuja inmobiliaria, la verdadera causante a su juicio de la actual y muy preocupante situación española, con apuestas que no hicieron más que complicar el panorama.

Para Toxo hace ya bastante que los Bancos alemanes comenzaron a presionar a la Unión Europea para que luchara sobre todo contra el déficit y no contra el desempleo en su política anticrisis. Así es que podrían recuperar con seguridad los préstamos que les habían dado a los países periféricos con problemas en su deuda soberana como era el caso de Grecia, Portugal, Irlanda y la propia España.

Para Toxo, y contrariamente a lo que se empeñan en demostrar desde la banca y la patronal, la legislación laboral no es el origen ni la solución a los problemas de fondo que condujeron a esta crisis global sin precedentes. Todo se precipitó porque la burbuja inmobiliaria “aterrizó en la peor de las pistas”, que fue la crisis financiera internacional.

Lo concreto es que a juzgar por el líder sindical se “habían comprado puestos de trabajo a crédito, los que desaparecieron con el estallido de la burbuja y nunca más retornarán”.

El dirigente de CC OO afirma que, contra lo que se quiere instalar, la flexibilidad en España es excesiva. “En nuestro país se ha destruido cuatro veces más empleo que en Alemania, lo que demuestra que en España no es caro despedir, sino todo lo contrario”.

Toxo pidió que se aplacen los objetivos de recorte del déficit desde el originario 2.013 hasta el 2.016 ó 2.017, con lo que podría destinar más recursos al cambio de modelo productivo y a la creación de empleo.
También pidió que las instituciones bancarias se hagan cargo de parte del daño que hicieron con la tasa a las transacciones financieras, una medida que fue defendida por varios gobiernos de la región, entre ellos el español.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies