Los sindicatos, a la búsqueda de cambios en la reforma laboral

El pasado jueves 16 CC OO y UGT entregaron conjuntamente en el Congreso de los Diputados de España un millón de firmes que lograron juntar para “revertir una reforma laboral inútil y perjudicial para los intereses de los trabajadores”.

La idea es pedir que se tramite una iniciativa legislativa popular para modificar los efectos perniciosos que según ellos está teniendo esta reforma.

Los líderes de ambos sindicatos mayoritarios, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, fueron los encargados de entregar en el registro de la Junta Electoral Central las 1.058.752 firmas que consiguieron reunir, una cifra que supone el doble del mínimo de 500.000 que se exige para que una determinada iniciativa pueda entrar en la Cámara Baja.

Ambos líderes encabezaron una comitiva de más de 1.000 personas que recorrieron las calles cercanas a la Junta, que está junto al Congreso, manifestándose en contra de la actual reforma laboral que propone la administración de José Luis Rodríguez Zapatero.

Entre los presentes se encontraban los secretarios generales de CC OO Madrid, Javier López y de UGT Madrid, José Ricardo Martínez. Algo más atrás se podía ver también al coordinador general de IU, Cayo Lara.

En el transcurso de una pequeña alocución previa al momento de entrega de las firmas colectadas, Toxo denunció que a un año de haber entrado en vigor la reforma actual, la tasa de paro en España subió del 19 al 20,3%.

Siguiendo la misma línea de su colega, Méndez calificó a la reforma de “completamente inútil”, ya que no sirvió para calmar los ánimos de los mercados financieros, y también claramente perjudicial porque el desempleo siguió subiendo a pesar de su vigencia y para peor se redujo la contratación indefinida, que era un paliativo para el pésimo panorama laboral que viven los españoles.

Es por todo esto que Toxo y Méndez le pidieron al Congreso que tramite su iniciativa, la que al parecer le da vuelta completamente a la reforma vigente que se aprobó por decreto del Gobierno, al tiempo que también solicitaron que se reviertan de manera inmediata los efectos negativos que en cuanto a contratación y creación de puestos de trabajo está teniendo la actual legislación.

El texto propuesto por los sindicatos “derrumba” los pilares básicos de la actual reforma, al eliminar por ejemplo la cláusula por la que se puede despedir por causas justificadas, lo que conlleva una indemnización de 20 días por cada año trabajado, sólo con la previsión de pérdidas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies