Se le pide a la Banca española que no exija la devolución de la deuda de Grecia en los próximos cinco años

El secretario de estado de Economía José Manuel Campa y el vicegobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, le pidieron en los últimos días a un selecto grupo de altos ejecutivos de los principales Bancos y Cajas de Ahorro de España que no procedan a vender la deuda griega que tienen todos en sus carteras en los próximos 60 meses.

O sea que el pedido se refiere a que no deberán exigir la devolución del capital principal, sino que durante ese lapso se conformen con cobrar los intereses, los que todavía no fueron fijados, de manera tal que el país heleno pueda rehacer y fortalecer su maltrecha economía.

La reunión entre los funcionarios gubernamentales y los directivos de las entidades financieras tuvo lugar en la propia sede del Ministerio de Economía en la tarde del martes de la semana pasada, y les sirvió a los funcionarios de la administración central para conocer el grado de compromiso de los responsables del sector financiero español en el rescate de Grecia.

Es sabido que entre la banca y las aseguradoras españolas controlan el 1% de la deuda pública de Atenas, por lo que descuenta que la medida no va a ser preocupante para el balance de las entidades. Son las compañías de seguros quienes tienen inclusive más inversión en títulos griegos que los propios Bancos.

Los Bancos de Alemania y de Francia son los que han llevado la peor parte en todo este asunto al ser en la actualidad los mayores prestamistas del gobierno de Yorgos Papandreu. Se supo además que fueron varios los países de la región cuyos gobiernos mantuvieron reuniones similares con los Bancos que operan en sus respectivos territorios con el mismo fin con que lo hizo el gobierno de España.

Después de culminadas las conversaciones, las entidades españolas tomaron el compromiso de no reclamar los vencimientos que operarán en el 2.012 y 2.013, que son a su vez los de mayor importe. El compromiso se extiende hasta los vencimientos que operen hasta el año 2.016 inclusive.

De acuerdo a las previsiones de la Unión Europea, estos próximos cinco años son los que le va a llevar a los griegos salir de su particular crisis.

Si la banca decidiera vender la deuda griega, es probable que no encontrase ningún comprador salvo que se aviniese a pagar tipos de interés superiores al 16%.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies