La deuda española en máxima tensión por el fracaso de la cumbre en Bruselas

La preocupante falta de avances en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas a fines de la semana pasada con respecto a la crisis griega llevó entre otras cosas a máximos históricos la prima de riesgo de España, subió la tensión de todo el sistema bancario de Europa y fue un duro castigo para las Bolsas de la región, la mayoría de las cuales sintieron los efectos de ese fracaso, el euro y la deuda de las naciones periféricas.

El Consejo Europeo continúa sin saber cómo manejar el desastre fiscal de los griegos, el que parece estar en un callejón sin salida a menos de que se produzca un milagro si Atenas logra solucionar su crisis política.

La presión de la Eurozona para que los conservadores griegos apoyaran sin más los planes de austeridad cada vez más críticos tuvo un efecto nulo, y las palabras por ejemplo de la canciller alemana Ángela Merkel acerca de que habrá un nuevo plan de rescate para los helenos no logró calmar a los mercados en lo más mínimo.

Este nuevo plan de ayudas solamente se va a hacer efectivo si el Parlamento griego aprueba un plan de austeridad mucho más estricto todavía que el que hasta ahora fue anunciado y que provocó los disturbios callejeros más graves de que se tenga memoria en Grecia en muchísimos años.

A consecuencia de esta situación más que delicada, la prima de riesgo española, o sea la diferencia entre los intereses que paga España y los que abona el país más seguro de la región, es decir Alemania, llegó a los 285 puntos básicos, muy cerca de la considerada “línea roja” después de la cual puede pasar cualquier cosa. El mismo problema tuvieron por supuesto Grecia pero también Irlanda y Portugal, los tres países rescatados hasta ahora. En todos ellos a pesar de las ayudas los intereses de sus respectivas deudas no dejan de subir.

Y ahora se sumó al grupo Italia, donde el diferencial con Alemania alcanzó los 214 puntos básicos, el valor más alto desde el año 1.996.
Tanto el jefe del gobierno español Rodríguez Zapatero como los líderes de las otras naciones aseguraron que en la banca de sus respectivos países hay “buena disposición” a participar en el rescate de Grecia.

Pero si la situación sigue empeorando en estos países, las entidades financieras apenas si podrán hacer los esfuerzos necesarios como para poder sobrevivir ellas mismas…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies