Finalmente Bankia aprobó su salida a Bolsa

Con el objetivo preciso de poder captar al menos 4.000 millones de euros, el martes pasado el consejo de administración del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que está como sabemos controlado por Caja Madrid y Bancaja, aprobó por unanimidad sacar a cotizar en la Bolsa de España su filial Bankia.

A pesar de la manifiesta inestabilidad de los mercados financieros por la crisis de deuda de Grecia y los países periféricos del euro, la entidad que actualmente es presidida por Rodrigo Rato decidió continuar apostando por mantener los planes de salida al parqué, aunque legalmente puede retirarse hasta 48 horas antes de producida esta salida, que se estima podría llegar a ser el próximo 18 de julio.

En un principio, Bankia va a emitir 4.000 millones de la moneda común en nuevas acciones, las que deberán ser suscriptas por particulares y por inversores institucionales. Recordemos que estos últimos deberán, de acuerdo a las normas vigentes de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), adquirir como mínimo un 40% del total de las acciones que se pongan a la venta.

Es sabido que la mayor amenaza a esta operación es la actual crítica situación de los griegos, que por estas horas votan el tremendo plan de recortes que se le quiere imponer en su Parlamento, como condición fundamental para poder recibir ayuda tanto de sus colegas de la Eurozona como del FMI.

Este panorama hace que la prima de riesgo de España esté rondando los 275 puntos básicos, una cifra que haría difícil poder terminar con éxito la operación de salida a Bolsa de Bankia.

De cualquier manera Rodrigo Rato decidió aprovechar toda la tarea que se realizó hasta ahora en la intensa búsqueda de inversores que se llevó a cabo, y mantiene las esperanzas de que finalmente se produzca una salida a la crisis griega que haga tranquilizar a los mercados internacionales.

El tema además es que no hay indicios de que esperar el final de la temporada de verano haga más fácil la salida a Bolsa de Bankia.

En la actualidad la “falta de apetito” por los valores que ofrecen los Bancos, las manifiestas dudas sobre la estabilidad del euro y el cuestionamiento sobre todo el sistema financiero español y la economía en general tampoco ayudan a la colocación de las acciones.

A cambio de todas estas incertidumbres, Bankia ofrece un plan de reducción de costes y mejora de la eficiencia y la solvencia, las que asegura se pueden llevar a cabo sin depender directamente de la economía del país.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies