El FMI le advierte a Estados Unidos sobre su grave situación fiscal

Estados Unidos actúa de cierta forma como un espejo donde se reflejan las distintas situaciones de toda índole que afectan al resto del mundo.

La Eurozona con España en su seno, el resto de Europa, Asia y Latinoamérica reaccionan generalmente de acuerdo al pulso de la situación económica y política de los estadounidenses.

Y es el Fondo Monetario Internacional quien ahora le ha advertido duramente a la primera potencia mundial acerca de su actualidad, al considerar que su situación fiscal es en estos momentos prácticamente “insostenible”.

El FMI dice además que a los ojos del mundo sería “sumamente perjudicial” que la administración de Barack Obama perdiese credibilidad en su intento de “poner la casa en orden”.

El toque de atención del organismo multilateral coincide con el duro y largo choque ideológico que se está llevando a cabo en el Poder Legislativo estadounidense y que, entre otras cosas, llevó a bloquear las negociaciones para que el Poder Ejecutivo pueda subir sustancialmente su techo de endeudamiento.

La reducción del déficit que propuso Obama en el proyecto de presupuesto del mes de febrero podría resultar excesivamente intensa y llevar al país a tener que variar sustancialmente sus relaciones comerciales con el resto de los grandes bloques, como la UE, Asia y Latinoamérica.

La economía estadounidense es todavía muy débil por efectos de la crisis global, y el ajuste fiscal que debería comenzar con el ejercicio que da inicio el 1º de octubre podría empeorar todavía más el panorama.

Antes de eso debe subirse el techo de la deuda federal, y el FMI aleta que “hay que evitar en la medida de lo posible un shock que pudiera tener graves consecuencias en el economía y en los mercados financieros mundiales”.

La fecha límite para las negociaciones para ampliar la capacidad de pedir prestado que tiene el “Tío Sam” es el 2 de agosto próximo. Si para entonces no se solucionan las diferencias y se se desbloquea la situación en el Congreso, el Ejecutivo podría llegar al límite de no poder responder a sus obligaciones, lo que entre otras consecuencias traería aparejado un fuerte recorte de las calificaciones de las principales agencias calificadoras de riesgo.

El panorama a corto plazo en la economía estadounidense es más que incierto, y por depender de ella también las economías de muchos países del mundo, la incertidumbre a nivel global se acreciente día a día hasta tanto no se resuelva, si es que esto se produce, el tema del déficit de la Unión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies