Ahora las Cajas de Ahorro vascas crean Kutxa Bank para enfrentar la crisis

A fines de la semana pasada se dio el primer e importante paso para transformar en una realidad la fusión de las Cajas de Ahorro vascas en el transcurso del próximo mes de setiembre.

Es así que los consejos de administración de BBK, Kutxa y Vital aprobaron los lineamientos generales del convenio de integración por el cual se crea el Kutxa Bank, al cual le van a incorporar sus respectivos activos y pasivos. De esta manera va a ver la luz la cuarta Caja de España y la octava entidad financiera del país por volumen de activos, los que se calculas en poco más de 75.000 millones de euros con datos del 31 de diciembre del año pasado.

El naciente Banco va a disponer de 1.300 oficinas y su plantilla inicial rondará las 9.000 personas.

Con el objeto de evitar repetir fracasos que tuvieron lugar en el pasado, recordando que en el año 2.005 fracasó la fusión integral de las tres Cajas y en el año 2.008 la de BBK y Kutxa, todas las entidades involucradas se comprometieron a seguir adelante con el proyecto si es que por alguna razón una de ellas decide abandonar el mismo.

Esta cláusula, que podría parecer un mero formulismo, cobra relevancia si se tiene en cuenta que en el mes de setiembre todo el proceso deberá ser ratificado por los dos tercios de las Asambleas Generales de las tres entidades. En el caso particular de Kutxa, que está en la actualidad muy fragmentada, las cuentas en el momento de la votación están hoy por hoy muy ajustadas.

En el futuro Banco, el peso de BBK será del 57%, Kutxa tendrá el 32% y Vital el 11% restante. Cabe aclarar que de los 20 miembros que tendrá el consejo directivo del nuevo Banco, con sede en Bilbao, BBK aportará 12 consejeros, Kutxa 6 y Vital los 2 restantes.

Por otra parte, en el contrato de integración se le reconoce a cada una de las tres Cajas la capacidad de gestión en el desarrollo de sus propias obras sociales, a las que se destinará el 30% del total de los beneficios del nuevo Banco.

Las tres Cajas creen que en un lapso de cinco años podrán triplicar sus resultados, que fueron de 380 millones de euros en el año 2.010, para llegar a casi 850 millones de la moneda común en el año 2.015.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies