Los españoles se lanzan a la conquista de China

Varios son los factores que inciden para que cada vez más profesionales españoles se lancen a buscar nuevos horizontes, siendo China uno de los preferidos.

La crisis económica que continúa viviendo España, la saturación casi total de los mercados europeos en cuanto al tema del empleo y el paro que en territorio español no cede, hace que tanto individuos como empresas miren al gigante asiático como una gran oportunidad para mejorar las condiciones de trabajo y de comercio a todo nivel.

Margaret Chen, la directora corporativa de Telefónica en China, asegura que “China supone para Telefónica un posicionamiento estratégico en un mercado global porque ofrece no sólo grandes expectativas de consumo sino también proveedores fabricantes”.

Se supone que alrededor del 10% de la población china tiene un poder adquisitivo similar a la media europea. Y eso significa ni más ni menos que 135 millones de personas. Éstas están dispuestas a hacer turismo, a comprar e invertir al igual que sus pares de Europa.

Además, los 7.000.000 de chinos que visitaron el pabellón de España en la Exposición Universal de Shangai 2.010, demostraron el interés que hay alrededor de todo lo referente a la península ibérica.

Tradicionalmente los empresarios españoles centraron más sus negocios en los mercados europeos y de Latinoamérica, descuidando en cierta forma las enormes posibilidades de invertir y comerciar con Asia, que en estas épocas tiene una media de crecimiento muy superior al resto del mundo.

Pero las autoridades comerciales de China han advertido que se precisa previamente un mayor conocimiento mutuo, ya que existen sectores de la economía en los cuales es muy difícil entrar en China si no se tiene un socio chino.

Telefónica lleva invertidos 2.430 millones de euros en China Unicom, que es una de las mayores operadoras del país asiático, y ahora esta compañía invirtió 1.500 millones de dólares en la empresa española.

Respondiendo a aquellos que se quejan de que los españoles siempre llegan tarde a todos lados para los negocios, Chen asegura que “Nosotros llegamos en un momento bueno, en el año 2.006 , cuando China, después de muchos años fijándose en Estados Unidos y Japón, quería una mayor diversificación”.

Parece haber llegado la hora de que tanto empresas como profesionales españoles miren definitivamente al gigante asiático como un campo prometedor para desarrollar sus respectivas actividades con un lucro más que interesante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies